"Intentamos mantener la competitividad y el buen ambiente"

22.03.2020 | 01:26
El preparador físico del Ordizia, Asier Pazos, dando ejemplo y entrenándose en su casa.

Pese a que los clubes han dado por cancelada la primera división del rugby, Asier Pazos se encarga de que los jugadores del Ampo Ordizia sigan estando en la mejor forma posible

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha trastocado un sinfín de competiciones y de eventos deportivos. La agenda y la cuidada planificación de muchísimos deportistas se ha alterado totalmente por la incertidumbre y por la suspensión de partidos y campeonatos. El Ampo Ordizia de rugby no ha sido una excepción. Primero, la plantilla del club de Goierri vio cómo se aplazaban dos únicas jornadas de liga; luego los jugadores se quedaron sin poder realizar entrenamientos colectivos y sin poder trabajar en el gimnasio de Altamira; después llegó el estado de alarma y el confinamiento; y, a última hora del viernes, los clubes que integran la máxima categoría, en contra del criterio de la federación estatal, decidieron dar por terminada la temporada. El equipo ordiziarra, sin embargo, no está aún de vacaciones y sigue trabajando en la medida de sus posibilidades. El preparador físico del equipo ordiziarra, Asier Pazos, es el encargado de intentar que sus jugadores se mantengan en la mejor forma posible aunque no puedan salir de casa para entrenarse.

Pazos, que también es el entrenador del equipo sub-23, ha diseñado un plan de trabajo condicionado por el confinamiento de los jugadores: "Ha sido complicado, porque la mayoría de los jugadores no tienen en casa material, ni espacio, ni nada. Otros sí tienen ergómetros, cintas de correr, pesas... Pueden hacer lo mismo que en el gimnasio. Hemos intentado buscar un método de trabajo de alta intensidad con el mínimo de material posible y que se asemeje un poquito a la intensidad de un deporte como el rugby, que es muy cambiante. En esta primera semana hemos mandado hacer lo mismo a todos, pero sí que les he encargado dos tipos de trabajo: uno de fuerza y de prevención de lesiones, para hacerlo por la mañana, con autocargas, con material muy sencillo, cargando una mochila con peso. Yo les marco la cantidad de series y de repeticiones. Intentamos replicar en casa el trabajo del gimnasio. Para la tarde, hemos creado unos circuitos muy cortitos, de 15-20 minutos o menos, pero a máxima intensidad, con ejercicios que involucren a muchas cadenas cinéticas, para lograr una intensidad que se asemeje a la de un partido, aunque nunca vamos a llegar a ella". Como ejemplo de esta labor, el club ha publicado en su cuenta de Twitter unas imágenes entrenándose del delantero Oier Goia.

A pesar del confinamiento, el preparador físico sigue muy de cerca el trabajo que realizan en casa sus jugadores: "El otro día publicamos el primer ranking de estos ejercicios. Intentamos mantener la competitividad y el buen ambiente. Todos los jugadores se han dado cuenta de que es muy importante hacerlo y que debemos trabajar todos los días un poquito dentro de esta situación extraña. La gente le está dando mucho al coco para entrenarse. También hemos dado a los jugadores unas pautas alimenticias, porque la exigencia no es la misma que en una fase competitiva". Además, "los entrenadores –Iñigo Marotias y Aritz Garmendia– van a mandar vídeos con partidos y análisis". Ayer mismo, el contenido fue Claves de la defensa colectiva.

Prevención de lesiones El preparador navarro advierte de que "el problema no es solo entrenarse en casa, sino el período en el que te entrenas en casa. Ahí va a estar la clave. Si esto se prolonga mucho más tiempo habrá problemas más serios, porque, claro, habremos bajado la intensidad y la especifidad del trabajo".

Pazos cree que es inevitable que el equipo pierda el nivel físico que tenía hace unos días: "En una situación así, lo que más se puede perder es el estado de forma; esa intensidad muy alta que teníamos entrenando y jugando".

Además, "todo lo que tiene que ver con el manejo de balón se puede ver lastrado" por la falta de entrenamientos colectivos.

Aunque "todavía no se conoce la postura oficial de la Federación", Pazos da la liga por finalizada tras el acuerdo alcanzado por los clubes de la División de Honor A: "Mantendré un plan parecido. Esta semana va a ser más dura". La cancelación de la liga le quita "un poco de presión, porque así los jugadores no van a tener que volver y rendir al 100% inmediatamente, y me permitirá enfatizar en la prevención de lesiones y ajustar un poco la carga, que cuando no tienes una competición cercana es mucho más fácil". El preparador físico calcula que el equipo seguirá entrenándose "al menos un mes más, seguro, aunque no hay nada decidido. Si dejamos de entrenar ahora, quedarían seis meses hasta el siguiente partido, y eso es muchísimo. Todo dependerá de cuándo volvamos a la normalidad".

En cualquier caso, Pazos destaca que a sus jugadores les vendrá bien seguir ejercitándose en estos tiempos de confinamiento: "Para romper la monotonía no hay nada mejor que un poco de actividad física: te despeja la mente, te cansa y duermes mejor".

Test

¿Qué libro está leyendo o va a leer durante el confinamiento?

Estoy leyendo un libro sobre fuerza y acondicionamiento.

¿Qué serie recomendaría?

All or nothing. Cada temporada habla de un equipo diferente y narra cómo es un año entero dentro de un vestuario, y las situaciones que se producen desde dentro. Primero hicieron una temporada con los All Blacks, luego con el Manchester City y ahora con un equipo de fútbol americano.

¿Y película?

Intocable.

¿Qué ejercicio recomienda hacer en casa?

Sentadillas. Es un movimiento muy común en el día a día y una buena ejecución nos puede librar de problemas de espalda. La frecuencia depende de cada persona.

¿Cuál ha sido el último partido o evento deportivo que ha visto estos días?

Un partido del Super Rugby que no he terminado de ver.

"La mayoría de los jugadores no tienen en casa ni material, ni espacio, ni nada"

Asier Pazos

Preparador físico del Ampo Ordizia