Al-Attiyah se alza con su cuarto Dakar en coches y Sunderland conquista su segundo en motos

Ambos pilotos confirmaron sus títulos en la última etapa disputada este viernes entre Bisha y Jeddah

14.01.2022 | 11:13
Nasser Al-Attiyah y su copiloto Mathieu Baumel celebran su triunfo en el Dakar.

El piloto catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) se ha proclamado campeón del Rally Dakar 2022 en categoría de coches, su cuarto 'touareg', al administrar sin problemas su amplia ventaja en la duodécima y última etapa de esta edición, entre Bisha y Jeddah sobre 164 kilómetros, mientras que en motos fue Sam Sunderland (GasGas) quien conquistó su segundo Dakar.

Al-Attiyah certificó en la duodécima y última etapa disputada este viernes su cuarto Dakar en la categoría de coches, tras los logrados en 2011, 2015 y 2019, superando en la general al francés Sebastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme) y al piloto local Yazeed Al Rajhi (Overdrive Toyota).

El galo tenía una misión casi imposible en el último día al tratarse de un tramo cronometrado (especial) de solo 168 kilómetros; lo intentó, pero no pudo, al recortarle solo cinco minutos y 33 segundos al catarí.

Al-Attiyah tenía más de media hora de margen sobre el francés Sebastien Loeb (BRX) y los poco más de 160 kilómetros cronometrados de la última etapa no dieron pie a la sorpresa. El catarí suma su cuarto Dakar, el cuarto 'touareg de bronce', tras una etapa ganada por el sudafricano Henk Lategan (Toyota). En la general, el mejor español fue Carlos Sainz (Audi).

En motos, el chileno Pablo Quintanilla (Honda) se llevó la última etapa con 3:25 de ventaja sobre un Sam Sunderland que administró bien el colchón del que disponía, siendo octavo en esta última lucha pero llevándose la general con 3:27 de margen sobre el chileno, y con el español Joan Barreda quinto a 25:42 minutos. Es el segundo Dakar para Sunderland, que lo ganó en 2017 con KTM, y el primero para la marca española GasGas (filial de KTM).

El británico Sunderland, del equipo español Gas Gas, que cuenta con apoyo de la marca austríaca KMT, se impuso en la general por delante del chileno Pablo Quintanilla (Honda), ganador de la duodécima etapa disputada este viernes entre Bisha y Jeddah, y el austríaco Matthias Walkner (KMT).

Sunderland celebra su triunfo en motos en el Dakar. AFP

No fue un equipo oficial el que se hizo con la victoria, pero tras 18 años seguidos en los que una KTM se imponía en el desierto, la japonesa Honda sumaba dos ediciones seguidas logrando el triunfo, por lo que en 2022 la austríaca rompe esta racha y se hace con su primer 'Touareg' en Arabia Saudí.

Y lo hace con sorpresa ya que le 'arrebataron' a Honda, al vigente campeón hasta este viernes, al argentino Kevin Benavides; pero los 36 minutos perdidos el segundo día de competición y, sobre todo, los problemas mecánicos de la etapa 10 le impidieron luchar por defender su corona.

Una que Quintanilla luchó porque retuviera Honda hasta la última etapa, a pesar de que el tramo cronometrado (especial) contase con solo 163 kilómetros y mayoría de pista, sin complicar en exceso a los pilotos más allá de alguna dificultad en la navegación. Finalmente, solo le pudo recortar 3'25" que le sirvieron para certificar su segundo lugar en la clasificación general, a 3'27" de Sunderland.

Tercero, a 6'47", fue un Walkner quien, a pesar de ponerse líder en la novena etapa, no pudo mantener dicho lugar de privilegio.

El mejor español sobre dos ruedas fue un Joan Barreda (Honda) que corrió desde la quinta etapa con la clavícula fracturada. Se volvió a caer en la octava y aun así finalizó en quinta posición de la general. Por su parte, Lorenzo Santolino (Sherco) finalizó en 12ª posición a 58'26" del ganador.

Una duodécima etapa, disputada entre Bisha y Jeddah, que, como se preveía, no cambió los primeros lugares de la general pero que tuvo lucha hasta el final. Quintanilla le sacó cinco segundos al estadounidense Ricky Brabec (Honda) y 18" al australiano Toby Price (Honda) para finalizar un Dakar en el que iguala su mejor resultado (2º en 2020).

noticias de noticiasdegipuzkoa