La artista Uri Bong reflexiona en Urretxu sobre la erosión del mar

‘[Mamo] Erosión’ permanecerá instalada en la sala Juan de Lizarazu hasta el 25 de octubre

09.10.2020 | 00:31
Uri Bong inaugurará hoy en Urretxu su exposición ‘[Mamo] Erosión’.

urretxu – La artista coreana afincada en Gipuzkoa Uri Bong inaugurará hoy en Urretxu una nueva exposición en la que reflexionará sobre el concepto de Erosión, que en su coreano natal se dice "Mamo". Hace tres años que Uri Bong comenzó a trabajar en este proyecto, una idea que surgió de sus paseos en invierno en la capital del territorio; un deambular que de manera "inconsciente" siempre acababa en la playa de Ondarreta. "En ese lugar, en medio de la soledad, descubrí que el mar traía muchos objetos interesantes", explica la artista a NOTICIAS DE GIPUZKOA durante los preparativos de la muestra que permanecerá hasta el 25 de octubre en la sala de exposiciones Juan de Lizarazu.

Graduada en diseño gráfico por la Universidad de Dankook, Uri Bong (Chuncehon-si, 1987) cursó un máster de Pintura en la UPV/EHU entre 2015 y 2017 –entre tanto también fue residente en el Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera–.

[Mamo] Erosión es una exposición compuesta por medio centenar de fotografías y esculturas. Asimismo, también ha preparado una instalación audiovisual. Un proyector colocado en el techo proyectará en vertical y hacia el suelo y sobre esculturas hechas con piedras unas imágenes del mar grabadas en Ondarreta.

"Me resulta especialmente interesante pensar que, desde su forma original, el mar ha ido esculpiendo estos objetos hasta lo que son ahora. Ese cambio constante que realiza el mar sobre los diferentes objetos hasta lo que son ahora", comenta la artista, para añadir después que ha construido su exposición desde su "yo actual". No en vano, en el pasado, en proyectos como Refugio –se instaló en la sala Andrestegi del edificio Carlos Santamaría de la EHU/UPV en 2017–, para el proceso de creación Uri Bong recurría a "sueños" que la retrotraían a su infancia en Corea del Sur.

En este caso, pegada al presente, reflexiona sobre cómo las fuerzas de la naturaleza esculpen los objetos, algo que interpreta como "un reflejo de la manera en que la vida va dando forma a nuestro ser a lo largo del proceso". "En este sentido, pienso que preguntarse por el origen de los objetos erosionados por el mar requiere tanta imaginación como explorar nuestra propia existencia. Por ello, pretendo que la combinación de las piezas que presento en la exposición se convierta en fuente de inspiración creativa para la audiencia, despertando su imaginación a través de la búsqueda de sus orígenes", comenta.