komunikazioa

'Solo/sola', un rincón para el exhibicionismo

Anabel Pantoja estrenará hoy el piso con cámaras que Mediaset ha montado para sus famosos 24 horas delante de las cámaras y a la vista de los espectadores

14.09.2020 | 00:59
Un piso pequeño, pero muy bien decorado.

donostia – Parece que Mediaset se ha olvidado momentáneamente de las versiones de Gran hermano y piensa en otros modelos. Hoy empieza Solo/Sola. Un piso con cámaras y 24 horas para mirar por el ojo de la cerradura. Es la nueva propuesta del grupo para finalizar el verano de forma íntima con alguien dispuesto a colocarse en la cresta de la ola mostrando sus intimidades. Después del fracaso de La casa fuerte, vuelve a innovar con un formato diferente y con el que quiere dar mucho de qué hablar.

45 metros cuadrados, una enorme terraza y un diseño muy atractivo. Salón, habitación, cocina y baño. Y no, no es el anuncio de una inmobiliaria ofreciendo apartamento. Es el lugar en el que Anabel Pantoja, la primera usuaria, va a estar durante 24 horas sometida al implacable escrutinio de las cámaras que invaden esta peculiar vivienda. Observar por la mirilla parece muy fácil, sobre todo si todo el mundo está de acuerdo. Telecinco tiene experiencia y lleva 20 años haciéndolo con el beneplácito de millones de espectadores. Pero ¿qué es Solo/Sola? Abran la puerta y miren, es gratis en la cadena generalista y de pago y exclusivo para los abonados de Mitele+. Estos últimos podrán estar conectados con esta vivienda durante todo el día.

piso posconfinamiento Según explicó en la presentación Jaime Guerra, director de Producción de Contenidos de Mediaset, "el germen del formato tuvo lugar durante el confinamiento. Hemos pasado tanto tiempo metidos en casa, la mayoría en pisos, que durante el estado de alarma comenzamos a pensar cómo sería un reality donde una persona se enfrentara sola a una experiencia similar a la vivida por todos en estos meses, algo que ahora nos resulta tan cotidiano, pero que aplicado a la televisión resulta algo muy novedoso. Existen formatos que han manejado anteriormente el concepto de la soledad asociado a un reality, con elementos más o menos comunes entre unos y otros, pero ninguno con la mecánica que plantea este programa".

Parece que lo de menos es el morbo y que la persona que habite el apartamento sea famosa, va a ser la beneficiada absoluta, pero no, el morbo está detrás de cada uno de los movimientos de parrilla de este grupo.

fama y dinero Los directivos de Mediaset quieren convencer a la audiencia de que no es más que un desafío para ver cuál es el límite humano. Está claro que el límite de los famosos es muy elástico y aceptan cualquier tipo de reto por una cantidad económica negociada, aunque ello suponga someterse a una sobrexposición ante las cámaras.

La primera persona que hoy se enfrentará a las cámaras es Anabel Pantoja, la sobrinísima de Isabel, que está dispuesta a desafiarse a sí misma antes de casarse. Su objetivo es prepararse física y mentalmente para su próxima boda, y para ello recibirá sesiones de baile, de pilates, de yoga, o de cocina, entre otras actividades, a través de la visita de diferentes profesionales, explicando el día a día de sus progresos en los diferentes programas de Mediaset España e interactuando con los abonados a la plataforma.

"Hemos elegido a Anabel para inaugurar esta nueva apuesta por el positivismo mostrado por ella misma en sus redes sociales durante el confinamiento, su capacidad de generar contenido original y divertido y su alto compromiso tanto con los espectadores de televisión como con los usuarios de redes sociales, donde goza de una gran comunidad de seguidores", ha argumentado Guerra.

Especialista en 'realities' Si alguien conoce cómo se pulsan las teclas en televisión para tener a todo el mundo contento y aplaudiendo o enfadado y gritando, ella es Anabel Pantoja, la eterna portavoz del clan. Además de cantar, lo hace de vez en cuando, está dispuesta a lavar y relavar cualquier trapo sucio que salga sobre su familia.

La cadena ya tiene más candidatos y candidatas dispuestos y dispuestas a pasar sus momentos más personales con los espectadores de Mitele+ y los que se sumen en los distintos programas del grupo que conecten con este pisito, en principio ideal, pero donde la intimidad no es el objetivo.

Anabel Pantoja se enfrentará al reto de estar desconectada, no tendrá móvil para conectar con el exterior. Eso sí, puede relacionarse con los tertulianos y presentadores de otros programas de la cadena. Otro de los desafíos que tiene la cantante y sobrina de famosa es el de perder peso, se supone que de cara a la boda. Dicen las malas lenguas que ya le han visto escondiendo chocolate en la maleta, pero todos sabemos lo que dicen y no dicen para meter el dedo al ojo. Lo que no se ha visto es que guarde ningún libro para entretenerse. ¿Estará prohibido? A lo mejor el piso tiene biblioteca, pero no lo han comentado.

tirando de los suyos Mediaset ha encontrado un chollo con sus propios contertulios y presentadores, todos de una u otra manera se someten a los designios del grupo para de alguna manera involucrarse en un reality del tipo que sea. La negativa no es una opción porque puede dirimirse saliéndose de la cadena en la cual estén. El jueves pasado regresó a la cadena otro de los programas estrella en materia de pseudoreality,Ven a cenar conmigo. Un anfitrión, un famoso de los suyos, y unos comensales igualmente conocidos de forma íntima por los espectadores se sientan a una mesa en la que puede haber buen rollo o donde pueden tirarse los trastos a la cabeza.

Pero lo que esperan con ansia los espectadores de este tipo de programas, que hay muchos, al menos eso dicen las audiencias, es la llegada de La isla de las tentaciones. Se especula que la segunda entrega de este espacio que pone a prueba la fortaleza de las relaciones de pareja llegará a partir de la segunda semana de octubre. Se ha grabado en julio en la Península de Samaná (República Dominicana). En esta ocasión llega con cambios, ya que no será Mónica Naranjo la que estará con las parejas y con los tentadores, la cantante dejó claro que no iba a repetir y el testigo lo ha recogido Sandra Barneda.

No se sabe quiénes van a ser los participantes ni quiénes van a encarnar a la manzana de Eva a modo de tentación. La primera edición dejó un reguero de frases, de situaciones más o menos comprometidas y también dejó claro que los concursantes iban más dispuestos a mostrar sus habilidades televisivas que su fidelidad.

El equipo de Vasile es especialista es adaptar formatos de telerrealidad y en agitar en la batidora televisiva los sentimientos de los participantes. Morbo, vida privada, nuevos y viejos amores son los ingredientes precisos para mantener a sus adictos en estado de alerta y dispuestos a consumir todo lo que les echen. En el caso de La isla de las tentaciones, la que comienza en octubre será la segunda edición dentro de este mismo año. Con Supervivientes a meses vista y sin ánimos para retomar ninguna de las versiones de Gran hermano, a Mediaset se le acaba el circo y tiene claro que lo suyo no es el entretenimiento de calidad.