Consejos para cuidar nuestros ojos durante el aislamiento

El abuso de dispositivos digitales a causa del confinamiento puede generar problemas en nuestra salud ocular

01.04.2020 | 16:09
La sobreexposición a las pantallas puede causar fatiga visual.

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) ha aconsejado realizar descansos de cinco o diez minutos cada hora, parpadear con regularidad para evitar la sequedad ocular y realizar ejercicios visuales, como cerrar los ojos o desviar la mirada de izquierda a derecha sin mover la cabeza, con el fin de evitar la fatiga visual por el abuso de dispositivos digitales durante el confinamiento por el coronavirus.

Esta sobreexposición a las pantallas puede causar Síndrome Visual Informático (SVI), una afección temporal cuya principal manifestación es la fatiga visual, según advierten. La visión doble o borrosa, la fobia a la luz intensa, el lagrimeo, la sequedad ocular, el enrojecimiento de los ojos, así como las náuseas, mareos y cefaleas, son también signos muy comunes del SVI. Se originan no por la utilización de los dispositivos electrónicos en sí, sino por el "uso irresponsable de los mismos", asegura el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral.

Ante estos hipotéticos problemas, recomiendan ajustar los colores del monitor para que sean siempre claros y mates, y evitar así los reflejos. Además, aconsejan configurar los caracteres y el tamaño de la fuente para facilitar la legibilidad.

"La imagen ha de ser estable y sin destellos. En este sentido, es recomendable aumentar la velocidad de refresco de la pantalla, que esta se pueda orientar a voluntad con objeto de optimizar los ángulos de visión y que permita su regulación en cuanto a brillo y contraste.

Pantalla limpia y texto negro sobre fondo blanco


Procurar que la pantalla esté siempre limpia y trabajar con texto negro sobre fondo blanco. Debemos situarla a una distancia de entre 50 y 60 cm y la parte superior de la misma a una altura similar a la de los ojos o ligeramente más baja. Asimismo, se recomienda colocar el monitor perpendicular a la ventana para evitar deslumbramientos y reflejos", exponen.

Por otra parte, advierten de que la mala utilización de los smartphones también conlleva riesgos, provocando síntomas como la visión borrosa durante y después de la lectura o el juego, dificultad para enfocar distancias, ojos secos o cansados, sensibilidad al brillo de la luz, incomodidad ocular y dolor de cabeza.

Algunos de estos indicios, como la irritación y la sequedad ocular, "se agudizan si se lee o utiliza el móvil a oscuras". "Además, el reducido tamaño de la pantalla y de la letra de este dispositivo lleva a que los usuarios lo sujeten a una distancia de lectura menor y esto da lugar a un incremento de las demandas de acomodación y vergencias sobre el sistema visual para lograr enfocar correctamente el texto", explica el decano del CNOO.

Por ello, apuesta por utilizar tablets más grandes o pantallas de ordenador para usos más prolongados. "Debemos considerar que, al leer un texto en una pantalla, como no emite luz directa, se provoca un mayor estrés y fatiga visual", agrega.

El CNOO también hace hincapié en un conjunto de pautas que permitirán visualizar cualquier contenido en la televisión sin poner en riesgo la salud visual. "No se recomienda ver la televisión totalmente a oscuras, así como evitar los reflejos de luces o de las ventanas. Una buena opción es utilizar cortinas que mitiguen esos reflejos, pero que no oscurezcan completamente la habitación. Por normal general no debe situarse a menos de dos metros, mientras que la postura debe ser lo más perpendicular posible a la misma, así como parpadear con frecuencia y descansar la vista de vez en cuando para evitar la fatiga visual", concluyen.