Draghi continúa negociando con la vista puesta en el M5S y la Liga

El expresidente del BCE, encargado de formar Gobierno en Italia, trata de lograr una mayoría estable

06.02.2021 | 01:31

roma – El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi, encargado de formar Gobierno en Italia, sigue cosechando apoyos para intentar lograr una mayoría estable que dirija el país y mantiene la vista puesta en las reuniones de este sábado con el Movimiento 5 Estrellas y la Liga, que son decisivas.

Draghi ha sido designado por el jefe del Estado, Sergio Mattarella, para intentar una mayoría estable que ponga fin a la crisis abierta por Matteo Renzi.

Hasta ahora le han trasladado su apoyo todas las fuerzas políticas con las que se ha reunido, excepto la ultraderechista Hermanos de Italia. Pero necesita al menos el aval de una de las dos formaciones con las que conversará el sábado, el M5S y la Liga, y ninguna ha aclarado lo que hará: el Cinco Estrellas se mantiene dividido, mientras que la Liga ha mostrado cierta apertura, siempre que el Ejecutivo sea político y no tecnócrata.

Si Draghi finalmente convenciera a los dos de que se sumaran a su proyecto, contaría con un respaldo casi unánime del Parlamento, y entonces tendrá que reflexionar sobre cómo trasladar ese apoyo a su Ejecutivo, si con ministros de los partidos o si optará por figuras con un perfil más técnico.

gesto de apertura El líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, avanzó ayer que le gustaría que en el eventual Gobierno de Draghi "estuvieran todos", un gesto de apertura, tras reivindicar en los últimos días que el economista italiano iba a tener que elegir entre el Cinco Estrellas y su formación. No obstante, ha dejado claro que tomará una decisión tras hablar con Draghi y conocer sus intenciones y su programa.

El M5S, que en principio se negó a secundar a Draghi, está dividido y su exlíder y ministro de Exteriores en funciones, Luigi di Maio, pidió "madurez". "El fundador, (Beppe) Grillo participará en las consultas y esto ya es una garantía para todos, incluidos los afiliados del M5S", añadió.

Meloni, de Hermanos de Italia, justifica su no a Draghi porque el país "no es una democracia de segunda división" y merece elecciones para zanjar la crisis.