Juzgan a un hombre por violar tres veces a la hija menor de su pareja

La Fiscalía pide quince años de cárcel para el acusado, que llegó a amenazar a la adolescente de 14 años con matarla si contaba lo sucedido

17.09.2021 | 10:54
Juzgan a un hombre por violar tres veces a la hija menor de su pareja

La Fiscalía de Gipuzkoa pide quince años de cárcel para un hombre acusado de violar en tres ocasiones a la hija de su compañera sentimental, una adolescente de catorce años a la que presuntamente amenazó de muerte las tres veces para que no revelara lo sucedido.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público al que ha tenido acceso EFE, la primera de las agresiones habría ocurrido en octubre de 2019, cuando el procesado, que convivía con la adolescente y su madre en un domicilio de Donostia, aprovechó que la niña dormía para introducirse en su habitación, desnudarla, someterla a distintos tocamientos y presuntamente violarla.

El texto aclara que el hombre, que por entonces tenía 49 años, actuó "con ánimo libidinoso", "a sabiendas" de que la víctima tenía 14 años, y aprovechándose de la "estrecha relación de confianza" que mantenía con la menor, "semejante a una relación paterno-filial" y que resultaba "asimilable, por afinidad, a la de un ascendiente".

El documento precisa además que el inculpado presuntamente agredió a la chica a pesar de que ella "le decía que parara y se marchara" de su habitación, a lo que él "respondió bruscamente que se parara" y "le tapó la boca", actitud ante la que la niña "se quedó paralizada" y "sin poder decir nada", tras lo que el procesado la advirtió de que "si contaba algo de lo sucedido la mataría".

Una situación similar volvió a repetirse un mes más tarde, en noviembre de 2019, en la cocina de la vivienda donde, "impulsado por el mismo ánimo" libidinoso, el procesado presuntamente comenzó a abrazar y a tocar el cuerpo de la adolescente y, aunque ella le pidió "que la soltara" y "lo intentó apartar", el hombre presuntamente volvió a violarla y a amenazarla nuevamente de muerte si relataba lo ocurrido.

La última presunta agresión habría tenido lugar en enero de 2020, nuevamente en el dormitorio de la menor y en similares circunstancias a la primera.

La Fiscalía de Gipuzkoa considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual a una menor con intimidación, penetración y aprovechamiento de las relaciones de parentesco, por el que reclama que se impongan quince años de cárcel al encausado y que éste no pueda comunicarse con su víctima ni aproximarse a ella durante 25 años.

Asimismo, demanda que, una vez excarcelado, el hombre permanezca diez años en situación de libertad vigilada.

noticias de noticiasdegipuzkoa