EH Bildu asegura que en el entorno de la Alameda se hará "lo que digan los debarras"

El Gobierno local no hace autocrítica, aplaude el proceso participativo y acusa a la oposición de "crear una alarma artificial"

16.06.2022 | 00:21
Acceso a la Alameda de Deba desde la zona en la que se pretende actuar.

deba – Varios días después de que los grupos de la oposición en el Ayuntamiento (PNV y Debarren Ahotsa) y EA de Deba hicieran público su rechazo frontal al proyecto básico para reurbanizar el entorno de la Alameda, el Paseo Cubierto y Gudarien plaza presentado por el Consistorio para solicitar una subvención a los fondos europeos Next Generation, representantes del Gobierno municipal (EH Bildu) comparecieron ayer para "informar a la ciudadanía".

Arropado por los ediles Antxoka Elorza e Itziar Irizar, el alcalde, Gilen García, rechazó hacer cualquier tipo de autocrítica en relación con la gestión del asunto realizada por el equipo de gobierno, justificó el proyecto básico elaborado con las aportaciones realizadas en el marco de un proceso participativo "desarrollado con un asesoramiento puntero y liderado por un equipo técnico de primer nivel" y acusó a los grupos de la oposición de "crear una alarma artificial" en el pueblo.

Tras explicar que el proyecto básico presentado a Europa "se ha expuesto a principios de mes y las personas que así lo han querido han tenido la oportunidad de hacer aportaciones", el primer edil justificó la intervención planteada en el entorno de la Alameda "porque no podemos actuar como si el tiempo no avanzara y dejar a nuestro pueblo anclado al pasado". A su entender, "ese entorno presenta carencias en el ámbito de la movilidad y accesibilidad para la ciudadanía que se merece sean solucionadas".

En cualquier caso, el alcalde subrayó que las decisiones adoptadas hasta ahora "las hemos tomado conjuntamente con la ciudadanía y el resto de la Corporación" y aseguró que "presentar el proyecto básico a los fondos europeos ha sido un reto enorme, porque todo el trabajo técnico se ha tenido que llevar a cabo en un plazo muy breve y eso requiere una coordinación entre las diferentes instituciones".

un proceso "abierto" Gilen García quiso dejar "bien claro" que a día de hoy el proceso "sigue en marcha". Según sus palabras, "tenemos entre manos un proyecto básico que va a tener cambios, pues no es definitivo".

En este sentido, el primer edil afirmó que "en el entorno de la Alameda se hará lo que quieran los debarras", puesto que "la decisión final la tomaremos con la ciudadanía y los partidos de la corporación".

Eso sí, al ser cuestionado sobre si el Gobierno local contempla la opción de realizar una consulta popular para que los debarras decidan qué actuación acometer en ese emblemático entorno, el alcalde se limitó a señalar que "existen otras vías para la participación, tal y como se está demostrando con el proceso Dagigun".

García también calificó de "desproporcionadas" y aseguró "no entender" algunas afirmaciones "como las que dicen que se va a destrozar la Alameda o que se van a talar árboles". A su entender, esos mensajes se han lanzado "para crear una alarma artificial". Por último, pidió a la ciudadanía "que esté tranquila, porque estamos haciendo las cosas bien" e hizo un llamamiento a los grupos de la oposición "para que sigan trabajando en la comisión mixta del Ayuntamiento", ya que "si ha habido malentendidos, los solucionaremos hablando". l

noticias de noticiasdegipuzkoa