Coronavirus | Gipuzkoa se coloca a las puertas del confinamiento perimetral tras rebasar los 400 casos

No se podrá entrar ni salir del territorio sin causa justificada en el supuesto de que la tasa actual se mantenga el próximo lunes

09.04.2021 | 00:32
Imagen del tercer día de cribado masivo, ayer en Errenteria.

donostia – La expansión del coronavirus sigue sin dar tregua y Gipuzkoa pasó ayer a la zona roja tras superar los 400 casos por 100.000 habitantes, lo que le coloca casi dos meses después a las puertas del confinamiento perimetral. Habrá que esperar al lunes, cuando el Departamento de Salud publique la nueva resolución, para conocer si la tasa de incidencia acumulada en el territorio se sigue manteniendo por encima del límite fijado por el Gobierno Vasco. De ser así, a partir del martes no se podría salir del territorio sin causa justificada.

La pandemia sigue su curso y se ha cobrado la vida de otras 26 personas durante la última semana. La cuarta oleada va tomando cuerpo en el País Vasco donde previsiblemente continuará aumentando el número de positivos, en la medida en que todavía no han aflorado los efectos de la Semana Santa.

Por lo pronto, son ya 16 municipios en rojo en Gipuzkoa, tras sumarse a esta lista en las últimas horas las localidades de Zarautz, con 24 nuevos contagios, Errenteria con 19, y Astigarraga, que suma diez más. El incremento de positivos en Gipuzkoa no cesa, como también lo demuestra los 57 contagios de Donostia y los 17 en Oñati.

Arrasate, Beasain, Lazkao, Legazpi, Lezo, Oiartzun, Oñati, Ordizia, Tolosa, Urretxu y Zumarraga son municipios de más de 5.000 habitantes que ya se han visto obligados a adoptar restricciones desde esta semana. Otras localidades como Idiazabal, Ormaiztegi, Segura, Zaldibia y Zegama, con una población menor a 5.000 habitantes, también han tenido que restringir su movilidad.

La principal novedad afecta ahora al conjunto de Gipuzkoa y Bilbao, que han superado la incidencia de 400 casos acumulados en 14 días, por lo que de seguir esta tendencia ascendente se verían abocados al cierre perimetral.

Esta medida supone no poder entrar ni salir del territorio sin causa justificada (motivos laborales, consulta médica€), cuando hasta ahora la movilidad era libre. A pesar de entrar en zona roja, las reducciones de horarios en el interior de los locales de hostelería no se implantarían con carácter general a todo el territorio, por lo que Donostia no se vería afectada puesto que presenta una incidencia acumulada que, aunque sigue subiendo, está en 284,55, lejos de los 400 casos.

interior de locales En los municipios que superen esa tasa sí se introducen cambios, tanto en el sector de la hostelería como en la práctica deportiva. Se acota el consumo en el interior de los locales entre las 6.30 horas y las 9.30 horas, y las 13.30 horas y las 16.30 horas. Del mismo modo, la práctica deportiva en interior debe realizarse en grupos de cuatro personas, salvo en el caso de equipos profesionales y federados.

La última vez que Gipuzkoa estuvo en zona roja fue el 10 de febrero. La situación, en todo caso, es cambiante, como se aprecia en el caso de Araba, que se encuentra cerrada desde el miércoles por superar los 400 casos pero ha bajado en las últimas horas de esa franja hasta los 398,84, un descenso que se ha observado durante los últimos tres días. Gasteiz, también confinada, ha bajado por primera vez desde hace días, de 442,9 a los 436,5 casos.

En el conjunto de Euskadi la tendencia continúa al alza, donde se han contabilizado 788 nuevos positivos. Este porcentaje se sitúa en el 7,1%. De los nuevos infectados, el mayor número se ha contabilizado en Bizkaia, 373, mientras que en Gipuzkoa son 296 y 113 en Araba. Otros 6 casos corresponden residentes fuera del País Vasco. El número R0, que indica a cuántas personas puede contagiar un infectado, ha subido dos centésimas en un día y se sitúa en 1,10 en Euskadi.

En cuanto a la presión hospitalaria, en las últimas horas ha aumentado el número de pacientes ingresados en las UCI, que ha pasado de 100 a 103.