Coronavirus Euskadi | Salud apunta a una ralentización en el descenso de la incidencia

Sagardui cree fundamental "mantener las medidas" para volver "a valores de bajada"

24.02.2021 | 00:41
Coronavirus Euskadi | Salud apunta a una ralentización en el descenso de la incidencia

donostia – La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, indicó ayer que los principales indicadores de la pandemia del covid-19 apuntan a que "la ralentización" en el descenso de la incidencia que se empieza a observar se consolidará en los próximos días y se llegará a "una zona de meseta", lo que otorga gran "importancia" a "mantener las medidas que están establecidas para contener el virus y, en la medida de lo posible, corregir esa tendencia y que vuelva a valores de bajada".

Sagardui explicó que hay dos indicadores que anticipan esa meseta: la bajada "mínima" de la tasa acumulada de casos en siete días del domingo al lunes, lo que tendrá su reflejo en la incidencia a catorce días, y la subida progresiva del número reproductivo básico.

Las decisiones sobre las restricciones se toman en función del conjunto de indicadores y no únicamente de uno de ellos, por lo que bajar de 300 casos de incidencia acumulada en catorce días por 100.000 habitantes –lo que previsiblemente ocurrirá esta semana– no supone la suspensión automática de los confinamientos perimetrales de municipios y territorios históricos, dijo. Entre los factores que deben tenerse en consideración está también la ocupación de las UCI, que sigue siendo alta. En este momento hay en Euskadi 357 camas habilitadas en estas unidades, con una ocupación del 76,7%. El 37,5% de los pacientes tienen covid.

Preguntada por si la decisión judicial de permitir la apertura de la hostelería en zonas de alta transmisión ha influido en esa ralentización de la curva epidemiológica, Sagardui consideró que es pronto para saberlo porque aún no ha pasado el tiempo suficiente.

vacunación Sagardui insistió en que si no se vacuna más rápido no es por falta de capacidad, sino porque no llegan más viales, y recordó que en las dos últimas semanas no se han recibido dosis de Moderna y que esta semana solo han llegado 20.000 de Pfizer, que deben repartirse entre el personal sanitario y los mayores de 80 años.

En Euskadi hay más de 160.000 personas que superan esa edad y con las dosis recibidas esta semana "no llega para todo el colectivo", evidenció la consejera, que hizo un llamamiento a la tranquilidad. También explicó que el personal de ambulancias subcontratadas por Osakidetza está siendo citado para vacunarse desde esta semana.