Harriak, el juego de las piedras pintadas y escondidas inunda las redes

La iniciativa consiste en pintar piedras y esconderlas en diferentes lugares del municipio de residencia en Euskadi

22.02.2021 | 12:09
El juego de las piedras de colores atrapa a cada vez más seguidores en Euskadi

Itziar Zubizarreta y su hijo Markel encontraron una piedra coloreada en el parque Lutxo de Muskiz, en Bizkaia. Un tesoro que, según relata Itziar les hizo una "ilusión tremenda" y les animó a formar parte de un juego que se ha extendido por Euskadi.

La iniciativa #Harriak, que inunda las redes sociales, consiste en pintar piedras y esconderlas en diferentes lugares del municipio de residencia. Se ha convertido en un juego que no solo ayuda a activar la imaginación e incentiva a realizar una actividad que no solo engancha a los más pequeños sino también los mayores.

"A mí me encanta. Primero salimos a buscar las piedras, luego hay que pintarlas. En mi caso disfruto mucho y a mi hijo le encanta", apunta Itziar. Según cuenta esta amatxu en esta iniciativa ha encontrado una forma de salir de las rutinas y evitar que los más pequeños se pasen horas pegados a la televisión o a la tablet. "Es un juego muy divertido que agudiza el ingenio y en cima te anima a salir de casa", apunta. #Harriak se trata de un juego, extendido ya por muchas partes de Euskadi en el que los participantes pueden tanto jugar a encontrarlas o plasmar sus propios diseños para que sean otros quienes las encuentren en su camino.

No es necesario ser un artista para formar parte de esta lúdica y divertida actividad a la que cada vez se suman más personas. Las redes sociales se han llenado de piedras con diseños y colores llamativos que atrapan a cada vez más participantes. Ibone ha subido una foto con quince piedras que ya ha pintado y ahora tiene que esconderlas para que otras personas las puedan encontrar.

Con este juego no solo se abre la opción de crear, si no que además los más avispados que encuentren sus piedras, también pueden compartir sus hallazgos. De lo que se trata es de no romper la cadena.

Una vez que te has registrado en la página de Facebook los participantes deben de sacar las fotos de las piedras que han pintado y los lugares en los que van a esconderlas: "Si encuentras una piedra subes una todo al perfil con el hashtaencontrada; lo mismo hay que hacer cuando la vas a esconder. Subes la foto con el hashtagrebotada para mostrar en lugar donde la escondes". Esa es la forma para que el juego no se rompa. "Pintar piedras y esconderlas es gratis, no hay que quedarse con ellas por mucho que te gusten", destaca el administrador de uno de los perfiles de Facebok en Euskadi. "Si eres muy hábil y encuentras muchas piedras solo es necesario disfrutar pintando y escondiendo rocas tuyas. La generosidad es la clave de este juego", concluye Itziar.