Equo exige al PNV y al PSE mayor control institucional en los vertidos ilegales

22.02.2021 | 10:59

El partido Equo Berdeak ha acusado este lunes a los gobiernos vasco, guipuzcoano y donostiarra, del PNV y PSE/EE, de actuar con "negligencia y pasividad" en los casos de vertidos no autorizados y les ha exigido "mayor control" para impedir rellenos ilegales en Gipuzkoa.

La formación verde ha difundido este lunes un comunicado en el que ha asegurado que dicha problemática no es consecuencia de casos aislados y ha agregado que ha tenido "acceso a documentos confidenciales que prueban" la negligencia institucional.

Según ha afirmado, pese a tener conocimiento de los vertidos no establece "medidas correctoras, ni penalización alguna hasta varios años después".

Se ha referido en concreto a "rellenos de suelos" en parcelas de San Sebastián en los alrededores de los caseríos Lindaberri, Etxeberri y Txarrabategi con el excedente de tierras procedente de las obras de Atotxa Erreka. Ha afirmado que la solicitud para este relleno se tramitó en agosto de 2008 pero se ejecutó poco después, sin disponer aún de la respuesta administrativa correspondiente.

Según los informes municipales, finalmente "no se llegó a autorizar la licencia, ni el relleno objeto de la solicitud", lo que posteriormente ratificó el Gobierno Vasco.

Equo Berdeak ha censurado en consecuencia "las negligencias manifiestas en la gestión" de las instituciones -tanto del Ayuntamiento, como la Diputación y el ejecutivo autonómico-, cuya "falta de control" posibilitó esta "actuación ilegal con consecuencias graves para el medio ambiente" pues "conllevó la eliminación de aproximadamente 10.000 m2 de robledal que era obligatorio restaurar como bosque autóctono".

"Por una parte, es inadmisible que no se detectase a través de inspección alguna la actuación ilegal cometida" y por otra, que "hasta hoy, diez años después, no haya habido ningún tipo de corrección o penalización", ha criticado.
Equo Berdeak ha advertido de que "no es un caso aislado" y que "la desidia y el escaso control" de las instituciones "dejan vía libre para cometer estos delitos".