La OMS advierte de que "una celebración puede convertirse en un drama si no se toman precauciones"

Tedros llama a no relajarse y a adoptar "todas las medidas necesarias" para ponerse a salvo a sí mismo y a los demás

12.12.2020 | 00:09

madrid – El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, avisó ayer a la población que las celebraciones de Navidad pueden convertirse en un drama si no se toman las precauciones necesarias para evitar el contagio del coronavirus. En una rueda de prensa, Tedros señaló la necesidad de "no relajarse" ante los datos que indican que se está reduciendo la transmisión del virus, especialmente en Europa, por lo que pidió a los ciudadanos que revisen los planes que tengan estas navidades y tomen "todas las medidas necesarias" para ponerse a salvo a sí mismos y a todos los demás. "Este es el mejor regalo que estas fiestas se pueden dar, el regalo de la salud, de la vida, del amor y de la esperanza", aseveró el dirigente del organismo de Naciones Unidas, para insistir en la importancia de "no bajar la guardia".

Del mismo modo se pronunció la responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, quien reiteró la recomendación de quedarse en casa, garantizar el distanciamiento social, teletrabajar, usar mascarilla y lavarse las manos.

"Una de las grandes lecciones que hemos aprendido es que en muchos países de Europa las cifras de contagio en verano se redujeron a dos dígitos, y es algo que podemos conseguir pero si nos ceñimos a las normas y permanecemos en alerta", dijo, para zanjar avisando de que es "fácil subir un caso pero es muy difícil reducir la cantidad de casos".

Por su parte, el director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bruce Aylward, avisó de que, aunque la "luz al final del túnel brilla cada semana más" gracias a los resultados que se están obteniendo con las vacunas frente al COVID-19, la mayoría de ellas "son todavía escasas". "El gran problema que hay es que la mayoría de las vacunas son escasas y, a pesar de que muchas empresas ya han anunciado la eficacia de sus vacunas, otras han dicho que o bien no van a poder fabricar las deseables o bien que están detectando efectos adversos una vez administradas", dijo el experto.