Las muertes semanales por COVID-19 bajan a 76

La positividad diaria desciende al 5,5%, mientras que la presión hospitalaria se mantiene

10.12.2020 | 00:58

donostia – El COVID-19 provocó esta pasada semana en Euskadi 76 muertes, un dato que ofreció ayer el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y que significa que el número de decesos ha descendido en la CAV, ya que la semana anterior se habían registrado 81 fallecimientos, cifra que a su vez había servido para frenar la tendencia ascendente de las dos semanas anteriores, con 83 y 97 muertes, respectivamente.

El Gobierno Vasco no quiere que esta ligera mejoría traiga consigo una relajación y emplazó ayer a "no inmunizarse" ante las cifras de fallecidos en esta segunda ola, que son altas en Euskadi con 334 decesos en noviembre y 182 en octubre.

En cuanto a los datos diarios, el Departamento de Salud notificó ayer que el martes se diagnosticaron en la CAV 450 nuevos casos de COVID-19 después de realizarse 8.234 pruebas diagnósticas, lo que arroja una positividad del 5,5%, la segunda más baja de este mes después del 5,2% del día 3. Estar por debajo del 5% significa que la pandemia está controlada y Euskadi se acerca a esta barrera, aunque aún sin bajar de ella.

De los 450 casos, 143 se produjeron en Gipuzkoa (dos menos que el lunes), 227 en Bizkaia y 73 en Araba. Además, siete corresponden a personas con residencia fuera de Euskadi. La tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en catorce días continúa su tendencia descendente y en Euskadi ha caído a 327,2. En Gipuzkoa esta tasa ha bajado de 405,7 a 387,3 en 24 horas y son tres las localidades que están en la zona roja, es decir, con una tasa superior a 500, que significa transmisión muy alta: Arrasate (1.310,18), Eibar (587,24) y Ordizia (702,11). Preocupa especialmente Arrasate, que no logra bajar su tasa después de haber tenido 41 nuevos casos en los dos últimos días.

La presión asistencial, que es otro de los principales medidores para conocer la situación de la pandemia, apenas varía y sigue siendo alta, ya que en estos momentos hay 125 pacientes COVID en cuidados intensivos (cuatro menos que el lunes), pero hay cuatro más en planta, donde el número total es de 388.

"La cifra de contagios sigue siendo alta", señaló ayer Gotzone Sagardui, que pidió "cautela" y no bajar la guardia pensando en la vacuna porque dijo que aún no se sabe cuándo llegará, ni qué cantidad, ni sus características o protocolo de administración. Además, calificó de "propuestas o especulaciones interesadas" las afirmaciones que se han podido hacer al respecto.