Una joven navarra denuncia una agresión tránsfoba en Barcelona

Múltiples mensajes de apoyo en redes sociales y desde las instituciones a Eva Vildosola, de 19 años de edad

21.11.2020 | 15:21
Imagen de Eva Vildosola en la Plaza de la Libertad de Pamplona. Arriba a la izquierda, captura del vídeo en el que denuncia la agresión.

Eva Vildosola Leó, una joven pamplonesa de 19 años, ha denunciado este viernes una agresión tránsfoba sufrida en Barcelona. La joven ha denunciado el ataque ante el Observatorio contra la Homofobia de Catalunya (OCH), que ha condenado "esta brutal agresión" y se ha puesto a disposición de la víctima.

Eugeni Rodríguez, presidente del Observatorio, ha calificado de "terrible" y "brutal" la paliza a la joven, quien en las redes sociales ha recibido múltiples mensajes de apoyo, entre ellos el del presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, quien ha defendido que "ante el odio y la intolerancia, libertad para ser y vivir cada uno como quiera".


Se da la circunstancia de que la agresión tuvo lugar el Día de la Memoria Trans, que según el citado Observatorio "es una fecha para el recuerdo de todas las personas que han sido asesinadas, vejadas o discriminadas" por su transexualidad.

"Nada más salir de casa, no había andado ni una manzana, me han empezado a gritar "¡puto travelo! ¡engendro!" y me han agarrado y me han dado dos puñetazos en la cara, patadas y otros golpes en el cuerpo".

"Soy una chica normal de 19 años, soy transexual, sí, pero es que eso no me hace menos normal, no me hace un engendro, no me hace menos, tengo derecho a salir a la calle, tengo derecho a hacer con mis redes sociales lo que yo quiera y tengo todos los derechos que tendría que tener todo el mundo, bastante mal lo he pasado toda mi vida intentando ser lo que soy hoy, como para que venga alguien a arrebatármelo", relata la joven en sus redes sociales.

Llevo dos meses viviendo en Barcelona, vine aquí buscando paz, a disfrutarme a mí misma porque lo necesito, no a que me humillen, me agredan y me hagan sentir un monstruo. Explicadle vosotros a mi madre esto, decidle a vuestra familia que está a kilómetros que os han dado de hostias por ser transexuales. NO ME MEREZCO ESTO". Es la denuncia pública de Eva.

"Esto es lo que me ha pasado a mí, pero por desgracia le pasa a mucha gente trans y hubiese podido acabar peor, yo no hago daño a nadie, no tenéis derecho a hacer esto, NO MÁS TRANSFOBIA POR FAVOR, no quiero morir mañana". Así termina la declaración.

La Federación Estatal LGTB ha condenado esta agresión y ha hecho hincapié en la necesidad de una ley integral trans, que garantice que estos ataques "no queden impunes".

Eva es un ejemplo de lucha. Llegó a Barcelona desde Pamplona a disfrutar de una nueva vida en el mundo que le apasiona, la moda, y ha recorrido un difícil camino para poder vivir su sueño. Lo pasó muy mal en el colegio y el instituto por el acoso de algunos estudiantes, y el día que cumplió 14 años, según relata en una entrevista para Cosmopolitan, se enfrentó al episodio más complicado de su vida. "Me tomé no sé cuántas pastillas y me escapé de casa, ese día me quería morir. Dejé una carta diciendo: 'Mamá, lo siento, yo no soy esto. Soy una chica y para vivir así, prefiero no hacerlo'". Afortunadamente, las autoridades la encontraron, y le llevaron directa al hospital. Aquel día Eva volvía a nacer. En unos días la transición se puso en marcha: nuevo nombre y nuevo sexo en el DNI, el tratamiento de hormonación y de psicólogos.

Las instituciones navarras han mostrado repetidamente su "compromiso" en "combatir y superar" cualquier tipo de discriminación contra el colectivo. Este año se cumplen 30 desde que la Organización Mundial de la Salud sacó de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad y por ello el 17 de mayo el Ejecutivo foral conmemoró también el Día Internacional contra la LGTBIfobia, es decir, contra la lesbofobia, homofobia, transfobia y bifobia.