Eva Ferreira se compromete a reducir la “excesiva burocracia” de la UPV/EHU

La candidata a rectora presenta su plan e incluye a Guillermo Quindós en su equipo

13.11.2020 | 01:26
Eva Ferreira y Nekane Balluerka, en el claustro de ayer. Foto: Efe

donostia – La única candidata a rectora de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y catedrática en Economía Aplicada, Eva Ferreira, avanzó ayer su compromiso de tratar de reducir "la excesiva burocracia" interna de la universidad vasca y adelantó que lleva en su equipo al catedrático de Microbiología Guillermo Quindós.

En la presentación de su candidatura y de su programa, Ferreira felicitó a toda la comunidad universitaria por haber demostrado "inteligencia", resilencia y capacidad de adaptación a la incertidumbre, para continuar con la docencia a pesar de la pandemia y que sus centros sean "lugares seguros" frente al coronavirus, por lo que quienes forman parte de la UPV/EHU pueden "caminar con la cabeza muy alta".

Además, presentó a los miembros de su futuro equipo rectoral, entre quienes situó a Quindós, director del Departamento de Inmunología, Microbiología y Parasitología, que en los últimos meses ha tenido una labor divulgadora destacada en los medios en lo referente al COVID-19 y que ocupará el cargo de vicerrector de Desarrollo Científico-social y Transferencia.

En el ámbito de la formación, Ferreira se comprometió con el "reto" de incrementar titulaciones con mención internacional y las metodologías docentes innovadoras, e impulsar la formación en competencias transversales como la creatividad, la formación en idiomas, el emprendimiento y la capacidad de liderazgo. Asimismo, aumentará, dijo, la docencia en euskera a nivel de grado y posgrado.

Ferreira intervino en el claustro celebrado ayer en Bilbao y que comenzó con la presentación del balance del mandato desde 2017 que hizo la actual rectora, Nekane Balluerka, quien aseguró que "el saldo final ha sido claramente positivo". Entre los logros, citó "el compromiso financiero para construir en breve plazo" el nuevo edificio de la Facultad de Medicina y Enfermería, el avance en el ranking de Shanghái y la creación de un consorcio de universidades europeas.