Euskadi tendrá un centro público de gestión de residuos industriales

La consejera Tapia anuncia que el Gobierno Vasco aprobará esta legislatura, además, una tasa para esta fracción

24.10.2020 | 01:27

donostia – La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, anunció ayer que esta legislatura se aprobará una nueva tasa de vertidos de residuos industriales y explicó que se trabaja para el diseño de un nuevo Centro Público de Gestión de Residuos Industriales.

La consejera compareció en una comisión en el Parlamento Vasco para dar a conocer las principales líneas de actuación de su departamento para los próximos cuatro años, que tiene entre sus principales objetivos "intentar mantener la actividad económica, incluso en tiempos difíciles", como el actual, marcado por la pandemia.

Hizo un repaso de las distintas áreas y compromisos de acción de su departamento y en materia de vertidos industriales adelantó dos nuevas iniciativas para esta legislatura encaminadas a plantear una "situación realista y eficaz" desde una perspectiva "general y amplia".

Para ello, se quiere abrir un nuevo Centro Público de Gestión de Residuos Industriales y se ha iniciado una reflexión para aplicar una "nueva tasa de residuos industriales" con el fin de propiciar "la responsabilidad y la implicación de quien genera el residuo".

Fuentes del departamento explicaron que Euskadi no cuenta por el momento con un canon que grave específicamente este tipo de deshechos, ya que solo se aplican tasas de residuos urbanos y que el centro anunciado se encuentra en fase "muy preliminar" .

"Cuando se habla de transporte se dice que quien contamina paga y sería algo similar: quien emite (residuos) paga. Queremos ir por ahí", señaló Tapia.

En materia de energía, insistió en la apuesta por que la cuota de energías renovables represente el 20% del consumo final y aseguró que "la eólica se presenta como la más eficiente", por lo que se ha comprometido a que antes de finalizar la legislatura Euskadi cuente con nuevos molinos.

La consejera confió en que tanto el objetivo de que las renovables sean el 20% del consumo final como el de reducir en un 30% la emisión de gases efecto invernadero se cumplan dentro de un nuevo contexto normativo con la redacción de una nueva ley de Transición Energética y Cambio Climático, que será "justa con el entorno ambiental y social con el desarrollo económico".

Tapia asumió que esta norma se augura "compleja, pero posible" y ha apuntado que se tratará de aunar la reactivación económica con el cuidado del planeta, "lo prioritario y lo urgente".