Coronavirus: Lakua señala en rojo a seis municipios de Gipuzkoa por su alta incidencia de covid-19

El Gobierno Vasco pide limitar "al máximo" los eventos sociales

16.10.2020 | 01:29
Varias personas se someten a la prueba PCR en el cribado masivo realizado ayer en el frontón Izarraitz de Azpeitia.

donostia – Gipuzkoa vuelve a ser por segunda jornada consecutiva el territorio vasco con más nuevos casos de COVID-19, por encima de Bizkaia, pese a tener menos población. Los 303 positivos detectados en las últimas 24 horas suponen, de hecho, un nuevo y triste récord de casos. Son casi el 45% de los 679 detectados en todo Euskadi. Precisamente, el Gobierno Vasco ha señalado en la CAV siete municipios en rojo por su alta incidencia de COVID-19. Y de los siete, seis están en Gipuzkoa. La nueva consejera de Salud, Gotzone Sagardui, confirmó también en una entrevista Euskadi Irratia que este es el territorio que "más preocupa.

La barrera se ha fijado en una tasa de 500 casos por cada 100.000 habitantes en catorce días, y marcadas en rojo por Lakua se encuentran Azkoitia (934,19) y Azpeitia (850,22), en primer lugar. Y bastante más lejos, aunque en alerta, le siguen Ordizia (661,99), Beasain (587,01), Tolosa (581,21) y Zumarraga (542,64). La vizcaina Durango es la séptima localidad en la que el Gobierno Vasco ha encendido la luz de alarma. Si fueran ciudades superiores a los 100.000 habitantes ya cumplirían uno de los tres criterios para el confinamiento, como sucedió en nueve ciudades de la Comunidad de Madrid, entre ellas la capital.

Hay otros municipios en Gipuzkoa con índices muy superiores a estos, pueblos pequeños, como Antzuola (1.408,45), Abaltzisketa (1.524,39), Amezketa (1.764,06), Berrobi (1141,92), Errezil (1433,12), Zaldibia (1.472,39) y sobre todo Zegama (2.937,34), pero no preocupan a las autoridades sanitarias porque, según explicó el coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud, Ignacio Garitano, "una tasa elevada en un municipio pequeño tiene unas connotaciones muy diferentes. Con el sistema de rastreo y seguimiento que tenemos, este verano hemos superado tasas de incidencia más altas de las que estamos viendo. Son situaciones que, sin duda, van a acaparar nuestras atención, pero no tienen por qué ser peligrosas", explicó.

Con todo, Garitano no descartó que se puedan imponer nuevas medidas de restricción. "Yo, en este momento, no me voy a aventurar a decir si vamos a implementar alguna medida o no. Solo insistir en que se cumplan o más gente cumpla las medidas que están en vigor y eso está en nuestras manos. Las pandemias tienen mucho que ver con los comportamientos. Animo a hacer el esfuerzo que nos toca a todos", dijo.

También pidió limitar al "máximo" la vida social, ya que el aumento de casos experimentado se debe principalmente a los eventos sociales y las reuniones familiares, por lo que "es necesario limitar al máximo los encuentros" y tratar de "evitar situaciones de riesgo que propicien el contagio". "Tenemos toda la casuística que te puedas imaginar: comuniones, bautizos, bodas, quedadas para ver partidos de fútbol en locales, comidas familiares, reencuentros... Pedimos a la ciudadanía responsabilidad, ya que parar este ascenso depende de la actitud" de cada ciudadano, explicó el coordinador del Programa de Vigilancia y Control del COVID-19.

34 fallecidos la última semana Toca zafarrancho de combate. Las cifras no son buenas y el otoño acaba de empezar. El coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud, Ignacio Garitano, ofreció en la tarde de ayer los datos de la evolución de la enfermedad en la última semana: 3.198 nuevos positivos en toda Euskadi. De ellos, 1.385 son pruebas PCR positivas en Bizkaia, 1.303 en Gipuzkoa y 428 en Araba. Además, otras 34 personas han fallecido y 273 están ingresadas en los hospitales vascos actualmente, 51 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

La tasa de incidencia de catorce días por 100.000 habitantes ha pasado de los 247,9 del 5 de octubre a los 263,2 del día 11 y a los actuales 286,8, pero en Gipuzkoa es ya de 354, lo que ha propiciado que se pongan en marcha nuevos cribados en Azpeitia y en el instituto Txindoki de Beasain y la ikastola Txingudi de Irun. A día de hoy, en Euskadi hay 4.453 casos activos de COVID-19 y 9.842 personas en aislamiento, confinadas en sus hogares, bien por ser contacto estrecho o estar a la espera de resultado de PCR.

Garitano informó que en el cribado realizado en Azkoitia se han detectado 35 positivos entre 3.072 pruebas realizadas, un poco más de un 1% de positivos que, pese a parecer poco, valoró, porque se trata, dijo, de casos que no se hubieran detectado de otra forma y que estas 35 personas más sus contactos han sido retiradas de las calles y están en cuarentena.

Según Salud, las pruebas PCR realizadas en todo Euskadi durante el miércoles fueron 10.890 y la tasa de positividad aumentó hasta un 6,2%, después de varias jornadas en torno al 5% e incluso por debajo. De los 679 positivos de Euskadi, 303 fueron detectados en Gipuzkoa, 291 en Bizkaia, 77 en Araba y 8 corresponden a personas no residentes en la CAV. La tasa de reproducción del virus repunta ligeramente hasta el 1,17, es decir, que cada infectado contagia actualmente a 1,17 personas. Lleva toda la semana instalado por encima del 1, valor por debajo del cual el virus comienza a retroceder.

"Las pandemias tienen mucho que ver con los comportamientos de las personas"

ignacio garitano

Coordinador COVID-19 en Euskadi