El Ayuntamiento de Zestoa, en cuarentena

El alcalde y cinco concejales de EH Bildu se encuentran confinados en sus casas por el positivo de uno de ellos

19.09.2020 | 00:25
Mikel Arregi, alcalde de Zestoa. Foto: N.G.

donostia – El COVID-19 llega a todos sitios. También a los ayuntamientos, como es el caso del de Zestoa, primer consistorio guipuzcoano en el que sus dirigentes están confinados debido al coronavirus. Concretamente son el alcalde, Mikel Arregi, y los cinco concejales de EH Bildu los que permanecen desde el jueves en sus casas. Ayer se sometieron a la prueba PCR y, si dan negativo, dentro de cuatro o cinco días volverán a someterse de nuevo al test. En cualquier caso, supondrá para ellos al menos una semana de confinamiento, más si el resultado es positivo.

"La concejala que dio positivo está bien. Le hicieron la PCR el miércoles y el jueves le dijeron que era positivo. Este pasado lunes habíamos estado reunidos los concejales de EH Bildu (seis, incluyendo al alcalde), así que las autoridades sanitarias nos dijeron que teníamos que encerrarnos en casa", cuenta el propio Mikel Arregi, que explica que los concejales de Zestoa –once en total– suelen juntarse un par de veces a la semana y que en algunas comisiones no coinciden todos. De hecho, al ser esta una localidad pequeña –alrededor de 3.400 habitantes– solo el alcalde tiene dedicación completa.

Este caso dentro del Consistorio no es sino reflejo de la situación en el municipio, donde en los últimos tres días se han detectado doce casos después de ser una de las localidades menos afectadas por el virus durante toda la pandemia, con un total de 31 casos desde marzo. "En la zona del valle de Urola, quizás por estar un poco aislada, hemos estado bastante bien. Azpeitia tuvo su brote, pero Zestoa es de las pocas localidades de más de 3.000 habitantes que ha estado muchos días sin casos. Ahora, prácticamente de un día para otro, ha habido 12 casos y seguramente en los próximos días habrá alguno más. No sé si ha sido un poco la relajación, o las no fiestas patronales, que la gente se juntó un poco más. La sensación era buena, pero ahora estamos un poco preocupados", reconoce.

Este brote ha hecho que la Diputación haya decidido cerrar el centro de día de Zestoa y que el Consistorio haya cancelado el homenaje que tenían previsto hacer mañana a la última corporación de la República y los conciertos y actividades programadas en la plaza del pueblo: "Habíamos montado una infraestructura para conciertos y festivales con las correspondientes medidas de seguridad, pero hemos decidido desmantelarlo todo hasta que nos libremos de esto. Ya lo retomaremos cuando podamos".

Reconoce Mikel Arregi que el hecho de estar confinados "siempre afecta a la marcha del Ayuntamiento": "Llevábamos tiempo haciendo reuniones presenciales y ahora vuelta a las reuniones telemáticas, al menos esta semana y la que viene. Siempre repercute, pero es lo que toca, volver unos días al sistema anterior".