La hostelería de Gipuzkoa cifra las pérdidas en un 44% por el COVID

La asociación augura que la pérdida de puestos de trabajo en octubre y noviembre llegue al 25%

12.09.2020 | 00:52
La Plaza de la Constitución de Donostia casi sin clientes.

donostia – El sector de la hostelería ha sufrido en Gipuzkoa una caída media de actividad del 43,9% en el primer semestre de este año, respecto a la primera mitad de 2019, y ha perdido un 10,1% de sus empleos, al cerrar junio con 2.483 trabajadores menos de los que tenía ese mismo mes del año pasado.

Estos son algunos de los datos que reflejan la situación que atraviesa la actividad hostelera, como consecuencia del "efecto combinado de las restricciones" impuestas al sector y "del descenso de la clientela, por la pandemia de COVID-19", según la Asociación de Empresarios de Hostelería de Gipuzkoa.

Su presidente, Mikel Ubarrechena, y el secretario general, Kino Martínez, ofrecieron ayer en Donostia su primera rueda de prensa desde que empezó la crisis sanitaria, en la que difundieron datos económicos y reclamaron medidas de apoyo a las instituciones.

"De todos los escenarios que preveíamos al inicio de la pandemia, nos encontramos en el peor", sentenció el presidente de la asociación, quien aseguró que los hosteleros tienen actualmente "un nivel de endeudamiento importante" y "poco colchón" para "el terrible otoño-invierno que se avecina". "Será difícil sostenerse" y "se prevén muchos cierres", agregó.

Según la información facilitada, a principios de 2019 había 4.498 establecimientos de distinto tipo abiertos en Gipuzkoa, con 23.865 empleados y una facturación prevista de 1.700 millones de euros.

De esos locales, hoy están cerrados, definitiva o provisionalmente, el 4,8% de los restaurantes, el 6,4% de los alojamientos y el 40,5% de las discotecas y negocios de ocio nocturno, si bien un 7% de los primeros, un 2,8% de los segundos y un 18,7% de los terceros creen que tendrán que echar la persiana del todo, según una encuesta hecha entre sus asociados el pasado fin de semana.

En cuanto a la actividad, indicaron que el balance hecho con "datos reales" del IVA declarado por sus asociados ha situado en el 66,7% el descenso registrado en abril, mayo y junio, si bien al cierre del primer semestre la caída media fue del 43,9%.

No obstante, adelantaron que las previsiones que manejan para julio y agosto rondan el 46% de bajada de actividad en la restauración y el 68,5% en el ocio nocturno.

Respecto al empleo, Kino Martínez explicó que el sector terminó junio con 22.101 trabajadores (2.483 menos que el mismo mes de 2019), julio con 21.982 (-2.332) y agosto con 22.338 (-1.918).

El descenso "solo" ronda el 10%, debido a que "todavía los ERTE están sosteniendo el empleo", pero auguró que el paro "aflorará a partir de octubre y noviembre", cuando se espera que la pérdida de puestos de trabajo en la hostelería llegue al 25%.

Los responsables de la hostelería de Gipuzkoa se quejaron de que durante el verano se haya "culpabilizado" al sector de la mala evolución de la pandemia, cuando, a su juicio, los datos actuales "demuestran" que no es responsable de la propagación del COVID-19.

Ubarrechena y Martínez plantearon además una serie de peticiones, que han dirigido por escrito al lehendakari, para ayudar a "redimensionar y readaptar" el negocio hostelero.

Reclamaron que se mantengan los ERTE y los ceses de autónomos hasta que se recupere el 75% de la actividad, y que se exoneren las cuotas a la seguridad social en los locales con cierre total.

Además, solicitaron subvenciones para paliar las pérdidas vinculadas a las restricciones y para hacer frente a las inversiones en materiales de prevención, así como nuevas líneas de financiación, exenciones fiscales de impuestos y tasas, y reducción temporal del IVA del 10 al 4%".

El presidente, Ubarrechena, apunta que "de todos los escenarios que preveíamos al inicio de la pandemia, nos encontramos en el peor"

Noticias relacionadas