Murga puntualiza que el descenso de contagios no es “un cambio de tendencia”

La consejera de Sanidad advirtió de que seguirán aumentando en los próximos días los ingresos hospitalarios

01.09.2020 | 00:23
Nekane Murga considera que, en general, los ciudadanos cumplen bien las medidas. Foto: J. Colmenero

donostia – La consejera de Salud, Nekane Murga, indicó ayer que los 409 casos de COVID-19 confirmados en las 5.928 pruebas realizadas este domingo en la CAV suponen un "discreto" descenso en el número de positivos, pero no cree que se pueda hablar de "un cambio de tendencia", ya que esta segunda ola de la pandemia sigue creciendo, pese a que lo haga "lentamente".

En una entrevista en Radio Vitoria, Nekane Murga puntualizó que las cifras de contagios detectados los domingos siempre son "algo menores", entre otras razones porque se suelen hacer menos test. En su opinión, que ayer se notificaran 264 nuevos casos menos que la víspera no supone un cambio de tendencia en la expansión del virus, aunque sí cree que "ya se está viendo parte" del efecto de las últimas medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno Vasco. Porque este virus –dijo la consejera en funciones–, "si se le deja libre, crece exponencialmente y no lo está haciendo así".

Murga insistió en que la propagación del coronavirus está en aumento, aunque más lentamente que en marzo o abril, y explicó que entre los contagios y los ingresos, los casos más graves y los fallecimientos "hay unos días de diferencia". "Un porcentaje de los diagnósticos de hoy, habitualmente, se ponen malos como para necesitar un ingreso en el plazo de unos días y en los días siguientes se ponen más graves". Por lo tanto, adelantó que si se siguen diagnosticando nuevos casos es "previsible que suban los ingresos, las camas ocupadas en UCI y los fallecimientos".

El Departamento de Salud informó ayer de que el domingo se detectaron 409 nuevos positivos, frente a los 673 del sábado, y también hubo menos ingresos en los hospitales: 22 frente a 36. Sin embargo, la semana, en la que se ha marcado un récord en las cifras diarias de infectados, se cierra con 4.622 nuevos casos, más del doble de los notificados en la primera de agosto. El número actual de hospitalizados es de 295, de los que 35 están en las UCI, tres menos que el sábado. El índice R0, que indica el número de personas que puede infectar un enfermo se sitúa en el 1,08.

Volver al "día a día" Murga reconoció ayer su preocupación por la vuelta de muchas personas "al día a día" y el retorno a los grandes núcleos de población, así como por que la ciudadanía "no se dé cuenta de que no es el día a día del septiembre del año pasado". La consejera de Salud dijo que le sorprende que haya gente que no sea consciente de la situación y que con su actitud "ponga en riesgo a mucha población" y advirtió de que esta enfermedad no es un problema "exclusivamente de personas mayores o vulnerables". "Todos podemos tener esta infección y que nos afecte de forma importante", señaló.

Murga destacó que, en general, se cumple con las medidas, pero también se "infraestima" el riesgo que "puede tener una reunión familiar de un domingo para celebrar un cumpleaños o una vuelta de vacaciones". Y recordó que "cualquier reunión en casa, en una habitación cerrada sin airear, sin mascarilla celebrando un acontecimiento puede ser una situación de riesgo".

Sobre la capacidad de los hospitales la consejera afirmó que "afortunadamente, la evolución y velocidad de crecimiento es mucho menor de lo que lo fue en marzo, por lo tanto, nuestros hospitales están preparados para asumir un elevado número de casos; llegamos a tener 40 ingresos en un día en UCI y ahora estamos teniendo entre dos y cinco, que también son muchos".

"Cualquier reunión en una habitación cerrada y sin mascarillas es una situación de riesgo"

nekane murga

Consejera de Salud