Coronavirus

El Gobierno Vasco estudia nuevas restricciones en el ocio nocturno

Nekane Murga informó del cierre de un local en Bilbao con 33 positivos en las últimas 72 horas

24.07.2020 | 14:11
Varias mujeres con mascarilla charlan en Ordizia este miércoles.

Las reuniones en bares, pubs y discotecas están siendo el origen de muchos de los contagios detectados durante los últimos días en Euskadi, de ahí que el Departamento de Salud mantenga la vigilancia sobre las personas que trabajan y que frecuentan los locales en los que se ha dado algún positivo y que el Gobierno Vasco estudie la conveniencia de imponer restricciones al ocio nocturno. Una opción que apoyan los alcaldes de las tres capitales de la Comunidad Autónoma Vasca como medida para evitar la creciente ola de contagios entre jóvenes.

La consejera de Salud, Nekane Murga, reconoció ayer que "lejos de desaparecer, el virus sigue circulando" e insistió en la necesidad del "lavado de manos, distancia y uso de mascarilla". "Hemos sufrido un incremento de casos y eso ha hecho que hayamos tenido que reforzar los dispositivos de vigilancia y de rastreo", dijo la consejera tras notificar que las 5.135 pruebas PCR realizadas el miércoles han dado como resultado 138 nuevos positivos.

Al igual que en jornadas anteriores, la mayoría de contagios se está produciendo entre personas jóvenes que presentan cuadros asintomáticos y que han entrado en contacto con el virus en un ambiente de ocio nocturno, por lo que desde el Departamento de Salud no se descarta la adopción de nuevas medidas que restrinjan las actuales vías de transmisión del coronavirus.

La preocupación se centra en los focos generados en torno a locales de ocio nocturno y las celebraciones con muchas personas, como la fiesta de fin de selectividad de Zarautz, que provocó un importante brote en esta localidad que posteriormente se trasladó a Eibar. Pero no es la única fiesta puesta en el punto de mira.



Ayer se conoció que un local hostelero de Bilbao ha generado ya 33 positivos en las últimas 72 horas, por lo que se está haciendo un seguimiento a las personas que han estado en el mismo.

En este sentido, la consejera Nekane Murga recordó que ahora el uso de mascarilla dentro de los locales de hostelería es obligatorio, pero se están detectando casos de contagios producidos hace ocho días, antes de la adopción de esta medida. No obstante, ante la solicitud de los alcaldes de Donostia, Bilbao y Gasteiz para que se impongan limitaciones al ocio nocturno, la consejera afirmó que "es algo que estamos analizando, y tenemos que ir viendo los datos". En su opinión, todo indica que "el ocio nocturno es algo que está favoreciendo la transmisión de la enfermedad".

Murga insistió en que "se tienen que ir adoptando nuevas medidas, principalmente en el ámbito del ocio y de las reuniones familiares", ya que "las reuniones, celebraciones y agrupaciones de personas han sido el origen de buena parte de los contagios que se han dado en las últimas semanas y ello ha motivado que se hayan tenido que adoptar medidas específicas".

Estas medidas, dirigidas a actividades de ocio y hostelería, afectan actualmente a los municipios vizcaínos de Ermua y los guipuzcoanos de Bergara, Eibar, Tolosa y Zarautz y se han levantado en Ordizia, donde estaban vigentes desde el pasado día 8, "a la vista de la positiva evolución de su situación epidemiológica".

Murga recordó que en Bilbao, donde ahora mismo la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes es algo superior a la media de Euskadi, se procedió al cierre de la discoteca La Fuga por un positivo en un trabajador. También en la capital vizcaina se han detectado positivos en trabajadores de tres locales de hostelería y tras las pruebas se ha comprobado que no había contagios entre los clientes habituales, así que una vez desinfectados los locales han vuelto a abrir, mientras se mantiene en aislamiento a los contactos estrechos de los empleados infectados.

37 casos en Bilbao


La consejera de Salud admitió que la situación de Bilbao, con 37 de los 93 nuevos positivos de Bizkaia, le "preocupa" porque se trata de una ciudad con mucha población en la que mantiene el ocio nocturno abierto. "Ambos factores favorecen la infección", añadió.

En este sentido el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, se mostró partidario de limitar el horario de los locales de ocio nocturno para evitar la propagación del coronavirus entre los más jóvenes. Aburto respaldaba así el planteamiento realizado por el alcalde de Donostia, con el que habló el miércoles, después de que Eneko Goia expresara sus "dudas" respecto a la conveniencia de que los ayuntamientos adopten medidas restrictivas con los horarios de los establecimientos de ocio nocturno de forma individual. El alcalde de Donostia consideró más adecuado que esas decisiones se tomen para el conjunto de la CAV, porque las restricciones puntuales en un municipio pueden provocar movimientos de personas a las localidades colindantes.

Ayer Aburto advirtió de que "tenemos que volver a poner el foco sobre lalgunas formas de ocio, que, de alguna manera, están produciendo una relajación de las normas y medidas sanitarias". "Nuestra voluntad –agregó el alcalde–, es que se limiten los horarios nocturnos porque, una vez más, en este caso, lo que está en juego es la salud de todos los bilbainos y creo que proceder a esa limitación puede ayudar en estos momentos".

Por su parte, el alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, aseguró que "si fuera necesario" vería "con buenos ojos" limitar el ocio nocturno de la capital alavesa ante la proximidad de las fiestas de la Virgen Blanca y el día de Santiago. Una decisión que el Ayuntamiento tomará "en el caso de ser necesario" para evitar "situaciones descontroladas".