alerta mundial por el coronavirus

La UPV/EHU analiza los efectos del confinamiento en los niños

Investigadores valoran las consecuencias en el ámbito psicológico, físico, académico y social

25.04.2020 | 23:47
Dos menores observan un parque precintado. Foto: Pablo Viñas

donostia – Un grupo de investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) va a analizar las consecuencias que está teniendo el confinamiento por el coronavirus en la población infantil, según informaron fuentes de la institución académica.

La psicóloga de la UPV/EHU Nahia Idoiaga, una de las investigadoras del proyecto, señala que la crisis del COVID-19 está siendo "una crisis "adultocéntrica", que ha dejado en un segundo plano las necesidades de los menores. "Esta crisis ha sido muy "adultocéntrica", desde su inicio; de hecho, cuando el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, declaró el estado de alarma, citó a los perros tres o cuatro veces y ni una sola a los menores", remarca Idoiaga.

El grupo de investigación está formado por profesores e investigadores de los departamentos de Psicología, Educación, Sociología y Pedagogía de la Universidad vasca, y va a desarrollar su estudio a través de los centros escolares de Euskadi y Nafarroa. En este sentido, los objetivos principales son, por un lado, valorar cómo entienden los menores el COVID-19 y, por otro, analizar el grado de bienestar en los planos psicológico, físico, académico y social, entre otros.

De este modo, el análisis se lleva a cabo mediante un dibujo que se les pide hacer a los menores para que expresen "cómo están viviendo esta situación". Así, este primer ejercicio se trata de un ejercicio de "reflexión". Solicitan que cada niño o niña coja una hoja en blanco y la divida en dos partes. A la izquierda le proponen que dibuje "las cosas que está haciendo en esta situación de confinamiento o encierro", mientras que a la derecha tiene que reflejar "lo que más echa en falta". De esta manera, esta primera tarea sirve como excusa para que hablen sobre lo que sienten con sus padres, y puedan rellenar una encuesta preparada por los investigadores.

Adaptación Sobre esta línea, Idoiaga destaca en base a las encuestas recibidas hasta ahora el nivel de resiliencia de los menores. "Partimos de que las hipótesis no se diferencian mucho de lo que vivimos en nuestros propios hogares: muchas de nosotras somos madres que estamos conciliando el teletrabajo, confinamiento, hijas e hijos. Son muy resilientes y se están adaptando a esta situación mejor de lo que hubiéramos podido imaginar, pero eso no quiere decir que lo estén pasando bien", señala.

No obstante, sostiene que "no están desarrollando como se debiera aspectos como el sueño, el lado emocional y físico, social y relacional. Deberíamos reconocerles el impresionante esfuerzo que están haciendo", apunta. Por último, los investigadores esperan que los resultados consigan "que la sociedad considere a las niñas y los niños" y se escuchen sus voces.