Día internacional de la mujer

Las mujeres vascas unen sus voces

09.03.2020 | 00:48
Las mujeres vascas unen sus voces

donostia – Miles de mujeres se echaron a las calles de Euskadi un 8M más, Día Internacional de la Mujer, para defender la lucha feminista y reclamar "otro modelo social y productivo", con música, baile y numerosas pancartas reivindicativas. Vestidas muchas de ellas de negro y ataviadas con alguna prenda, peto o distintivo de color morado y portando carteles, las principales manifestantes discurrieron por las calles céntricas de Bilbao, Vitoria y Pamplona, tras pancartas que reivindicaban la organización y la suma de fuerzas para mantener la lucha feminista. También se exhibieron pancartas que reclaman la abolición de la prostitución y carteles que recordaban a las mujeres asesinadas por el machismo y reivindicaban calles y noches seguras para las mujeres, así como gritos que vinculaban la lucha feminista con la lucha contra el resurgir de formaciones de corte fascista.

En Bilbao, la multitudinaria manifestación recorrió la artería principal de la ciudad, la Gran Vía y finalizado ante el edificio del Ayuntamiento, donde mujeres representantes de distintos colectivos feministas leyeron manifiestos relacionados con la sexualidad, la lucha contra el racismo y el patriarcado capitalista y en defensa de las mujeres refugiadas que están bloqueadas en las fronteras de la Unión Europea. En el comunicado leído al final de la marcha, el Movimiento Feminista de Bizkaia insistió en la necesidad de que las mujeres se organicen en el feminismo para "construir una comunidad feminista comprometida". Las organizadoras de la marcha defendieron un "feminismo anticapitalista" y subrayaron que "si el modelo y el sistema productivo siguen reproduciendo los roles patriarcales, de nada nos sirve que unas pocas superen el techo de cristal porque la mayoría de nosotras no nos podemos despegar del suelo pegajoso porque persisten las condiciones para que la brecha salarial aumente",

En Gasteiz, por la mañana se celebró una cadena humana que unió dos plazas de la ciudad distantes en unos 800 metros para la que se necesitaba la participación de entre 700 y 1.000 mujeres, lo que se consiguió en un ambiente festivo y reivindicativo en el que se escucharon lemas a favor de la lucha feminista.

Además a lo largo del recorrido se llevaron a cabo diversas acciones coincidiendo con el paso de la cadena humana por lugares significativos. Así, frente a la sede del PNV en Vitoria se denunció la gestión en el derrumbe del vertedero de Zaldibar, ante el Ayuntamiento la violencia machista, a su paso por la sede del PP, el fascismo y, frente al Gobierno Militar, la guerra.

Mientras, miles de personas participaron por la tarde en Pamplona en la manifestación convocada por la Plataforma de Mujeres para llevar a las calles sus reivindicaciones feministas. Una demandas que dejaron patentes en sus pancartas, desde la cabecera, donde se apoyaba la lucha feminista y el movimiento feminista de Euskal Herria advertía de que "nos tendréis enfrente", así como en sus lemas, como "patriarcado y capital, alianza criminal", "ninguna agresión sin respuesta" o "vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal". La manifestación desembocó en la Plaza del Castillo.