La Diputación de Bizkaia se personará como acusación particular en el proceso judicial por el derrumbe en Zaldibar

Rementeria defiende que la coordinación es "total" y advierte de que "estabilizar el terreno va a requerir meses"

26.02.2020 | 12:57

GERNIKA. La Diputación foral de Bizkaia se personará "sin duda" como acusación particular en el proceso judicial abierto por el derrumbe del vertedero de Zaldibar el pasado 6 de febrero, según ha anunciado el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria.

Rementeria ha comparecido este miércoles ante el pleno de las Juntas Generales de Bizkaia para responder a sendas peticiones de información de EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia en relación al deslizamiento del vertedero. El diputado general ha iniciado su intervención mostrando su "respeto y solidaridad" con las familias de los dos trabajadores que aún permanecen desaparecidos y que ha esperado que "ojalá encontremos pronto".

"Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos. Cada uno desde su función y responsabilidad", ha manifestado Rementeria, que, no obstante, ha dicho entender que "pueda parecer poco". Asimismo, ha expresado su agradecimiento a los profesionales que están trabajando en la zona "desde el primer minuto, día y noche".

También ha reconocido la labor de los representantes de las distintas instituciones, "el primero al lehendakari, por liderar esta crisis desde el inicio y buscar soluciones", pero también al conjunto del Gobierno y a los alcaldes de los municipios del entorno. "Sé que están dando todo en una situación complicada y que está siendo nueva para todos", ha afirmado.

Rementeria ha reconocido que "seguro" que se podrían "haber hecho mejor" algunas cosas y ha expresado "comprensión con el enfado y el miedo" que han podido sentir los ciudadanos que "han perdido la seguridad y tranquilidad". No obstante, ha destacado que ante esta situación "extraordinaria", porque es "la primera vez que se derrumba un vertedero en Euskadi", se ha reaccionado "rápido", con "los mejores profesionales trabajando sobre el terreno" y coordinación entre las distintas instituciones "total".

La coordinación "ha sido buena y productiva" y ha constituido "un verdadero aliado", ha indicado en relación a las críticas en esta materia de las formaciones de la oposición.

El diputado general ha explicado que, tras el deslizamiento del vertedero, "la prioridad desde el minuto uno" fue la búsqueda de las personas desaparecidas y también se propusieron "abrir la autopista cuanto antes". Según ha explicado, "en pocas horas" se habilitó un bypass para reabrir el tráfico y se pusieron "prismas" para monitorizar el derrumbe.

Rementeria ha advertido de que la inestabilidad del terreno sigue siendo "el enemigo" y todavía hay riesgo de nuevos derrumbes, por lo que "nuestra gran responsabilidad es evitar nuevas víctimas, por encima del resto de cuestiones". En este sentido, ha apuntado que "estabilizar el terreno va a requerir mucho trabajo y mucho tiempo, meses".

Según ha precisado, los expertos han trasladado que "la zona se está asentando pero no hay grandes movimientos" y sigue habiendo "peligro" ya que hay "grietas en varias zonas y algunas son significativas". "Estamos volcados en la estabilización del terreno porque es el gran enemigo", ha insistido.

También ha explicado la actuación de los bomberos forales ante los incendios que se han generado y el protocolo establecido para cortar la autopista y desviar el tráfico "a la mínima alerta", así como la construcción de un muro de 11 metros de ancho y 8 metros de alto, entre otras medidas.

Rementeria ha afirmado, ante la petición de EH Bildu de que la Diputación se presente como acusación particular en el proceso judicial por el derrumbe, que se personará "sin duda" y ha señalado que "muchas personas" se han visto perjudicadas. De este modo, ha citado, además de a los dos trabajadores desaparecidos, a los ciudadanos que viven en los municipios del entorno, a los operarios que han trabajado en las labores tras el derrumbe y también a la institución foral por lo sucedido en la autopista.

Por otro lado, ha criticado la actitud de "algunas formaciones políticas" tras el deslizamiento del vertedero y ha advertido de que "se vuelven a equivocar de prioridades" al plantear que "cuanto peor, mejor para mí, para mi partido político, para ir contra el Gobierno". "¿No podemos estar juntos en una desgracia así?", ha cuestionado.

Para la Diputación, "la prioridad está clara: soluciones para la inestabilidad y para los incendios, seguridad en la autopista, encontrar a Joaquín y Alberto", ha señalado Unai Rementeria, que ha considerado que pretender "manipular el miedo de la gente" constituye "una canallada moral".

Según ha indicado, "ahora tenemos una desgracia encima de la mesa" y, después, "ya llegará el tiempo para asumir responsabilidades por todas partes".

"Nosotros vamos a presentar la acusación particular y veremos quién autorizó la apertura del vertedero, quién ha tenido la responsabilidad en todos los ámbitos, incluida la municipal, para los accesos para llegar a ese vertedero y todos los camiones que han llegado, quién no ha controlado y quién sí ha controlado, qué es lo que se vertía allí. Habrá tiempo para ver y depurar todas las responsabilidades", ha agregado.

"CLARA DESCOORDINACIÓN".

Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Bea Ilardia, ha subrayado "la importancia de dar ese paso" de personarse en el proceso para "defender los intereses" de las personas afectadas. En este sentido, ha recordado que, además de los dos trabajadores que permanecen desaparecidos, el derrumbe del vertedero ha generado "dudas" sobre la calidad del agua y el aire en los municipios de la zona debido a los incendios que se han producido.

Ilardia ha lamentado que la "clara descoordinación" que se produjo en las primeras horas tras el deslizamiento hizo que quienes participaron en las labores, entre ellos trabajadores forales, lo hicieron sin la protección necesaria al desconocer la presencia de amianto en el vertedero. Asimismo, ha recordado que la A-8, "una de las principales vías" de Bizkaia, sigue parcialmente cortada.

La portavoz de EH Bildu ha insistido en que lo sucedido no es "una catástrofe natural", sino "una catástrofe humana, medioambiental y sanitaria" que, además de precisar "soluciones", requiere que se depuren responsabilidades. "La Diputación no puede mirar a otro lado y debe usar todas las herramientas en su mano", ha señalado Ilardia, que ha pedido la personación como acusación particular en el proceso abierto por un juzgado de Durango.

Por su parte, la portavoz de Elkarrekin Bizkaia, Eneritz de Madariaga, ha considerado que, si bien se han llevado a cabo actuaciones "importantes y necesarias" tras el derrumbe, en un primer momento no se "atinó del todo" y no hubo "capacidad para valorar la magnitud" de lo sucedido.

A su entender, se actuó de manera "descoordinada" y esa "negligencia" ha podido tener "consecuencias importantes" para las personas que estuvieron trabajando en las labores en la zona, para las que ha pedido "medidas de control y seguimiento" ante los riesgos a los que estuvieron expuestos. También ha dicho ver "descoordinación" en relación a "dónde van a ir" los residuos del vertedero.

De Madariaga ha reclamado que se "replanteen" los protocolos de actuación en estas situaciones y también el modelo de gestión de residuos y "la inercia de privatización" de servicios públicos. Finalmente, ha esperado que esta "desgracia sirva para aprender y cambiar las cosas".