Vascos y catalanes iluminarán el Pirineo en favor del derecho de autodeterminación

Gure Esku pedirá al Parlamento Vasco "reactivar el debate soberanista y dar a la ciudadanía el lugar que le corresponde"

09.06.2022 | 00:44
Amaiur Álvarez y Josu Etxaburu, ayer en Donostia, durante la presentación de la iniciativa.

Gure Esku realizará una petición al Parlamento Vasco el miércoles 22 para "reactivar el debate soberanista y dar a la ciudadanía el lugar que le corresponde" y que pueda ejercer su derecho a decidir. Además, junto a la Assemblea Nacional Catalana (ANCÇ) y la Federació d'Entitats Excursionistes de Catalunya (FECC) y con la colaboración de Omnium Cultural y Artistes de la República, vascos y catalanes iluminarán el 2 de julio más de 300 cumbres, creando una línea de luz de 430 kilómetros, en los Pirineos en favor del derecho de autodeterminación, porque el "ansia de soberanía no se ha apagado".

En un desayuno informativo en Donostia, Amalur Álvarez y Josu Etxaburu, dieron cuenta de la iniciativa Pirinioetako Bidea-Vía Pirineica, en la que utilizando faroles especiales y linternas frontales, los participantes crearán "una línea de luz que recorra desde el cabo de Higuer hasta Creus, desde el Atlántico hasta el Mediterráneo" para reivindicar el derecho de autodeterminación de vascos y catalanes.

Según señalaron, uno de los objetivos de esta movilización es reclamar la atención de la comunidad internacional hacia la justa causa en favor del derecho de autodeterminación" y "unir fuerzas y utilizar la inteligencia colectiva" para "dejar claro que el origen del conflicto no reside en decidir, sino en negar ese derecho".

Además, apuntaron que la invasión rusa de Ucrania "no hace sino reforzar la necesidad y el clamor de resolver los conflictos políticos por vías democráticas". "Dada la situación que vivimos en Europa, no solo es conveniente, sino también imprescindible romper la lógica de la realpolitik que nos conduce a la guerra", aseguró Álvarez.

Por su parte Etxaburu destacó que La Vía Pirenaica es "la primera movilización organizada conjuntamente por entidades sociales vascas y catalanas" y se ha concebido como "el inicio de una colaboración a largo plazo". "Reivindicamos la necesidad de elaborar, acordar e impulsar un proceso para decidir nuestro futuro", añadió Álvarez, para destacar, a continuación, que "el 2 de julio los vascos vamos a iluminar 120 cimas, pero queremos dejar claro que nuestra cima no esta en los Pirineos, que nuestra cima u objetivo es más bien un ocho mil: queremos volver a activarnos masivamente para emprender un proceso soberanista".

En este sentido, los portavoces de Gure Esku lamentaron "la actitud de los representantes políticos" que "un día dicen una cosa y al siguiente, la otra".

En este contexto, reclamaron "menos declaraciones y más acciones" y anunciaron que el 22 de junio Gure Esku pedirá al Parlamento Vasco "reactivar" el debate soberanista, de cara al próximo curso político, porque mientras los políticos parecen "estar a la espera de lo que pase en otros escenarios, a que pasen los ciclos electorales", la sociedad "está cansada de escuchar que no es el momento idóneo".

"El ansia de soberanía de este país no se ha apagado, y no creemos que vaya a hacerlo y si alguien no ve claro esto que decimos, esperamos que una línea de luz de 430 kilómetros le ayude a hacerlo", defienden.

En cuanto al acto del 2 de julio, señalaron que el "reto" para los participantes vascos es "llegar a 120 cimas, desde Jaizkibel hasta Benasque". "Todas las cumbres verdes están en Euskal Herria y son accesibles para la mayoría de la gente", explicaron. Cada pueblo tendrá asignada una o varias cumbres. Por lo tanto, en el momento de la inscripción, tanto a través de la página web www.gureesku.eus como en las localidades, al indicar la procedencia del participante se le orientará a una cumbre determinada.

La mayoría de las cumbres rojas están en el Pirineo Central, y solo son aptas para montañeras experimentadas, por lo que la inscripción será limitada. Los participantes deberán mirar la lista de la cumbres en la web, elegir la cima que quieran y escribir un correo electrónico a pirinioetakobidea@gureeskudago.eus.

Además, quienes no quieran o puedan, por limitaciones físicas, subir al monte podrán ir en autobús a Jaizkibel ya que en la zona de Guadalupe habrá "música y buen ambiente desde la tarde".

Los participantes estarán en las cumbres para las 21.00 horas. La acción se desarrollará entre la puesta del sol y el anochecer, aproximadamente de 21.45 a 22.30 horas. Y como en el lado catalán anochecerá antes, empezarán ellos a encender las luces y luego llegará el turno de los vascos.

noticias de noticiasdegipuzkoa