“Los convenios vascos se pueden blindar buscando mecanismos”

Urkullu afea que no se pueda tocar la reforma laboral y recuerda que el Congreso debe votar

29.01.2022 | 00:37
El lehendakari, ayer en el estrado de las jornadas. Foto: Borja Guerrero

BILBAO – Da la sensación de que el lehendakari se ha mordido la lengua todo este tiempo con la reforma laboral, y que ayer, ante la insistencia del Gobierno español en cerrar las puertas al debate, quiso ser mucho más explícito que hace unos días tras su reunión con la patronal Confebask. Si Iñigo Urkullu expresaba en aquel momento su deseo de que la reforma se aprobara por consenso, ayer confió en que "puedan superarse los obstáculos en torno al decreto, mediante otros mecanismos vinculados a este real decreto u otros reales decretos ley", con una vía que blinde la prevalencia de los convenios vascos sobre los estatales.

Urkullu lamentó que desde algunos "agentes sociales o partidos" se pretenda "no tocar una coma" de este decreto en el Congreso, que es la institución que debe ratificar el pacto entre la patronal estatal CEOE y los sindicatos CCOO y UGT. "¿Cuál es el papel que corresponde a la representación de la ciudadanía?", se preguntó en tono crítico.

Urkullu lidera un Gobierno de coalición con el PSE, que prioriza la idea de convalidar ahora el decreto sin introducir cambios. La patronal presiona con el mensaje de que se borrará del acuerdo si se introduce el más mínimo matiz. La votación está prevista para el próximo jueves día 3 de febrero en el Congreso, y el PNV ya ha avisado de que votará en contra si no se blindan los convenios vascos. Se ha abierto a escuchar fórmulas creativas para blindarlos, pero con la condición de que sea por ley y ahora, sin fiarlo a negociaciones futuras. Desde el PNV no desprecian el acuerdo social y le conceden valor, pero exigen esta contrapartida que, además, es solo una y se debe a que el mapa sindical vasco es distinto con ELA y LAB, y las condiciones salariales son generalmente mejores.

Preguntado por el director del diario Deia, Iñaki González, sobre si le preocupa más el hecho de que no salga adelante la reforma laboral, o el hecho de que lo hiciera pero sin prevalencia de los convenios vascos, Urkullu aclaró que "las dos cosas están unidas". "Es la oportunidad para que se respete el marco laboral vasco. Creo que es posible", alentó. El lehendakari argumentó que la defensa del marco laboral vasco "en nada altera el contenido de lo acordado". No contemplar fórmulas le parece "cerrarse las puertas a lo que es mejorable". "Desde mi respeto institucional, aspiro a que en el proceso de reforma pueda abordarse el respeto al marco laboral vasco", insistió. Sobre el reparto de los fondos europeos entre las comunidades autónomas, no quiso entrar en la polémica de los recursos judiciales que responden a los "intereses políticos del PP", y volvió a plantear que en el diseño de este reparto pudiera haber una mayor participación de las comunidades. Euskadi Next recoge 18.000 millones, y la CAV recibió el año pasado 692.

la gestión de urkullu

Cinco retos

para 2022. El lehendakari se propone recuperar todo el Producto Interior Bruto (PIB) perdido durante la pandemia, seguir creando empleo entre los jóvenes y superar el récord de cotizantes (982.000), desarrollar el proyecto del corredor de hidrógeno, situar a Euskadi entre los seis países europeos con menor desigualdad social, y avanzar en las tres transiciones globales (la energética a través de 'Basque Green Deal', la tecnológica a través del 'Plan de Ciencia e Innovación', y la social a través de la 'Estrategia del Reto Demográfico').

Balance

no solo garantizar la salud. Urkullu ha defendido que, aunque en estos dos años lo urgente ha sido garantizar la salud, también se han sentado las bases del futuro, se han garantizado los servicios públicos, se han realizado esfuerzos para transformar la economía, se han destinado 5.100 millones de euros para las familias y las empresas, y tres cuartos de los recursos se han inyectado en las políticas sociales.

noticias de noticiasdegipuzkoa