Lehendakaritza impulsará la marca ‘Basque Country’ con una delegación en París

Al margen del vínculo histórico, facilitará relaciones entre Euskadi y Francia

03.11.2021 | 00:39
Edificio que albergó la sede del Gobierno Vasco en la Avenida Marceau y que fue incautado. Foto: S.A.F.

donostia – No será históricamente la primera vez que el Gobierno Vasco cuente con sede en París. Una idea que se retoma para impulsar la marca Basque Country en el ámbito internacional. Lakua aumentará un 9,6 % su presupuesto el próximo año hasta los 35,5 millones de euros para nuevas inversiones, entre las que se encuentra esta iniciativa. El secretario de Presidencia, Txus Peña, fue quien trasladó ayer en el Parlamento el proyecto de cuentas de Lehendakaritza, el departamento con menor dotación del Ejecutivo. La Secretaría de Acción Exterior, que dirige Marian Elorza, es la que tendrá en 2022 el mayor volumen, once millones de euros. De ellos, algo más de un millón –de los 3,1 de aumento respecto a este año– se dedicará a esta nueva delegación, que se sumará a las cinco ya existentes en el extranjero: en Bruselas, EEUU, México, Colombia, Chile y Argentina, además de la de Madrid.

A principios de 1937, Rafael Pikabea, diputado del PNV y delegado vasco en París alquiló el inmueble número 11 de Avenida Marceau, situada en el número 11 de la capital gala, para instalar en él las oficinas de la delegación del Gobierno de Euzkadi en la capital de Francia y la redacción de su boletín oficial Euzko Deya. La caída de París en manos de los nazis en mayo de 1940 provocó su desmantelamiento y la ocupación posterior de las oficinas por parte de la policía franquista. La derrota del Eje permitió el regreso del Gobierno Vasco a la Rue Marceau, pero el 28 de junio de 1951, el Gobierno francés ordenó el desalojo definitivo del palacete en virtud de una ley franquista que declaraba la posesión sobre todos los bienes de la República, lo que unido a una fuerte presión política provocó que la decisión fuera irrevocable. Nunca fue devuelta la propiedad a la administración vasca. Desde 1991, este edificio alberga la sede del Instituto Cervantes en París. Algunos miembros de aquel Gobierno Vasco hallaron una nueva residencia en el número 48 de la Rue Singer para trasladar con garantías el centro oficial en el exilio.

Marian Elorza respaldó la creación de esta nueva oficina por el "amplio" volumen de relación que hay entre Euskadi y Francia, explicando que la delegación se concibe con un tamaño menor a la de Bruselas, donde se centralizan las relaciones con la UE. En ella trabajarán seis personas y podría estar operativa el próximo verano, una vez que se constituya en las próximas semanas la delegación y se encuentre una ubicación física donde implantarla. El objetivo no es solo dar soporte a los intereses socioeconómicos y empresariales vascos, sino fomentar relaciones en otros ámbitos como el universitario y el cultural. A modo de réplica, el portavoz del PP Carmelo Barrio se preguntó qué necesidad tienen los vascos de contar con una delegación en París cuando ya existe otra en Bruselas.

Asimismo, la Secretaría de Presidencia, que cuenta con seis direcciones, será la que asuma la segunda mayor dotación, con 10,9 millones de euros. Le sigue la Secretaría de Transición Social y Agenda 2030, dirigida por Jonan Fernández, que tendrá 3,7 millones. Además, desde Lehendakaritza se coordina la gestión del Fondo de Innovación, de carácter multidepartamental y al que la Presidencia aportará en 2022 9,9 millones.

noticias de noticiasdegipuzkoa