María Jauregi pide reconocer a todas las víctimas y vivir sin odio

La hija del gobernador civil asesinado por ETA recalca que el recurso a la violencia no tiene justificación

20.10.2021 | 17:14
María Jauregi, hija de Juan Mari Jauregi

El acto que ha puesto colofón a la agenda del Gobierno vasco en el aniversario del cese de ETA ha estado plagado de mensajes inclusivos. Con la premisa de que la violencia de ETA no tuvo ninguna justificación, se han escuchado en la tarde de este miércoles mensajes inclusivos y de reconocimiento hacia otras víctimas. María Jauregi, hija de Juan Mari Jauregi (PSE), gobernador civil asesinado por la organización ya disuelta, defendió que "la juventud tiene que conocer todo el sufrimiento que hemos padecido aquí, con el único objetivo de que no se vuelva a repetir". Aclaró que se debe transmitir "sin odio", porque ese odio genera más sufrimiento.

Puso como ejemplo que ella misma hablará a sus hijos sobre su abuelo, y que lo asesinaron por no compartir sus ideas políticas. Pero también otras historias, que nunca deberían haber sucedido y que no solo se refieren a víctimas de ETA, sino a los GAL o los abusos policiales. Citó a Joxi Zabala y Juan Carlos García Goena, entre otros.

Jauregi tomó la palabra al igual que el lehendakari Urkullu. Fue clara en el acto celebrado en la sede del Instituto Gogora, en Bilbao. "Para construir convivencia, además de a las víctimas de ETA, tenemos que tener en cuenta a todas las víctimas de las diferentes violencias que hemos padecido en este país. Las fuerzas de seguridad del Estado también han vulnerado derechos", recalcó. Jauregi concluyó asegurando que "el uso de la violencia jamás ha tenido, ni tendrá, justificación alguna", y que el futuro se debe construir "entre todos y todas". "La sociedad es plural y debemos respetarnos mutuamente. A través del diálogo debemos intentar buscar puntos de encuentro entre diferentes, construyendo puentes, sin dejar a nadie atrás.

LOS GUIÑOS DEL ACTO


El acto estuvo plagado de guiños simbólicos, como la participación del grupo de dantzaris Kukai, el mismo que actuó en la jornada de reconocimiento de las víctimas de abusos policiales. Estuvieron presentes, además, víctimas de otras violencias del Foro de Víctimas de Bilbao. También cantó la soprano Klara Mendizabal, nieta de José Antonio Santamaría, exjugador de la Real Sociedad asesinado por ETA en 1993 en la Tamborrada. Las canciones eran de Imanol.

noticias de noticiasdegipuzkoa