Una oposición sin mayoría pero lista para negociar

Aun con mayoría absoluta de PNV-PSE, las demás formaciones han sido relevantes en el Parlamento

28.08.2021 | 23:44

donostia – Aun con mayoría absoluta del Gobierno de coalición PNV-PSE en el Parlamento Vasco, los partidos de la oposición no han pasado inadvertidos, y han protagonizado momentos de gran relevancia en el panorama político vasco. Uno de los más sonados fue la petición de dimisión de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que estuvo en el punto de mira por la vacunación irregular de los jefes de los hospitales de Basurto y Santa Marina. Txema Ramirez de la Piscina cuestiona que solicitar la dimisión de Sagardui fuese lo más aconsejable en ese momento: "Yo creo que no era lo más oportuno, pero si por parte de Sagardui hubiera habido una mayor sinceridad para reconocer que se habían cometido fallos de bulto, quizás la temperatura de la crítica hubiera sido diferente", asegura.

Sobre la labor del principal partido de la oposición en el Parlamento Vasco, EH Bildu, Jonatan García indica que la formación abertzale "escucha y analiza de manera concienzuda las medidas que se toman", por lo que es una oposición diferente a la que están haciendo a nivel estatal el PP y Vox, que buscan "la tensión, el conflicto y la bronca". En la misma línea apunta Txema Ramírez, que señala que en líneas generales "han hecho una oposición constructiva, dura por momentos, pero más proactiva que reactiva".

Tercer espacio Por otro lado, en cuanto a Elkarrekin Podemos, García señala la "escasa implantación territorial" que posee la formación morada en Euskadi. "En pocos años han conseguido mucho, pero no han logrado arraigar en muchos territorios", asegura el politólogo. Además, indica que en Euskadi siempre ha habido un "tercer espacio" en la izquierda, "un papel que en su momento cumplió Ezker Batua, que estuvo presente durante varias legislaturas en el Gobierno", pero que Podemos no está sabiendo hacer valer "por la reconfiguración que está experimentando a nivel estatal". "Tendrán que realizar ese debate interno para buscar su espacio, un espacio que existe porque anteriormente lo ha habido", asegura.

Respecto al bloque de la derecha española en Euskadi, Jonatan García asevera que le sucede algo similar que a Podemos. En el caso de PP+C's, afirma que la situación del partido en los últimos años ha sido "muy volátil", ya que ha pasado por varios líderes a lo largo del tiempo. "Desde María San Gil o desde Basagoiti hasta Iturgaiz ha habido muchos cambios, y no solamente en caras, sino también en discursos", manifiesta el miembro del Euskobarómetro. Además, asegura que en algunos territorios se ha encontrado con un competidor "bastante sólido" como Vox. "En algunos momentos apuntaba a que Vox podría haber sido el nuevo UPyD, pero no han alcanzado esa presencia mediática por el cordón sanitario propuesto en el Parlamento", señala.

"Anclada en el pasado" En ese sentido, Ramírez critica la oposición "destructiva" que están realizando tanto PP+C's como Vox: "Hacer oposición destructiva en un momento en el que se nos han restringido nuestras libertades es muy fácil". Además, asegura que "es un auténtico insulto a la memoria histórica que el PP enarbole la bandera de la libertad". Por último, Silvestre señala que, tras la desaparición de ETA, la derecha española "no ha sabido reorganizar su discurso para Euskadi y ha quedado algo anclada en el pasado". También cree que el hecho de que el PP estatal haya cuestionado el foralismo y el Concierto Económico ha perjudicado a las aspiraciones de la formación en la CAV.

Tensión en el Parlamento

Sagardui

Vacunación Irregular. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, estuvo en el punto de mira de la oposición tras la vacunación irregular de Eduardo Maiz y José Luis Sabas, jefes de los hospitales de Basurto y Santa Marina respectivamente. Ambos dimitieron de inmediato. Días más tarde, la oposición se unió para votar la reprobación de Sagardui, pero la sangre no llegó al río y la reprobación fue tumbada.

Nuevo estatus

Derecho a decidir. El debate del nuevo estatus vasco que se llevará a cabo en otoño sufre un bloqueo de posiciones. Mientras el PNV quiere ensanchar los consensos para pasar el trámite del Congreso de los Diputados, Bildu presiona a los jeltzales para abordar el debate "más allá" de lo que permite el ordenamiento jurídico.

noticias de noticiasdegipuzkoa