El PP descarta una moción de censura contra Sánchez

Casado aspira a que sea la ciudadanía la que desaloje al socialista en las urnas

05.07.2021 | 00:16
Pablo Casado, en el acto del PP celebrado en Valencia el pasado sábado. Foto: Efe

donostia – Algunos de los primeros espadas de su dirección estatal en el PP ya tumbaron en fechas recientes la opción de presentar una moción de censura contra el presidente español, Pedro Sánchez. Esa negativa fue ayer recalcada por el presidente popular, Pablo Casado. En primer lugar, y a pesar de la entusiasta la invitación lanzada por la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, de desalojar al ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos, porque los números no dan. Y en segundo término, tal como Casado reconoce, porque la estrategia de la formación va por otros derroteros. "Al Gobierno hay que censurarle en las urnas", sentenció en una entrevista publicada en La Razón. Una moción de censura Sánchez no se podría consumar con los votos del tridente formado por PP, Ciudadanos y Vox. Y Casado es consciente de ello. "Necesitaría que los partidos nacionalistas, incluso independentistas, me apoyaran para sacar a Sánchez".

"La legislatura está muerta, los indultos a los presos catalanes son más el pago de la deuda por la primera investidura y por los presupuestos que un anticipo por lo que le queda por delante", incidió el dirigente popular, quién confía en que sea la ciudadanía la que desaloje al líder del PSOE de Moncloa. En todo caso, y si es que se cumple la legislatura –un escenario que va ganando enteros a pesar de la volatilidad de la política española–, el PP debería de esperar a noviembre de 2023. Y Casado prefiere ser cauto para ir fortaleciendo la marca PP. Un mal paso podría ser letal. "Cualquier otra fórmula solo serviría para compactar al bloque de la investidura, como ocurrió el año pasado". Es más, advirtió de que "cuando la legislatura esté finiquitada, cuando este Gobierno ya haya pasado el Cabo de Hornos, y haya cortado amarras con el socialismo constitucional, serán los ciudadanos los que tengan que elegir en las urnas".

Aunque Ciudadanos o Vox siguen manteniendo que la moción de censura es la mejor estrategia para echar a Sánchez –y a sus socios de Unidas Podemos– de la Moncloa, el presidente del PP se sigue mostrando reticente. Y es que esa herramienta es un arma de doble filo. Su mayor esperanza es que se abran las urnas "y someter su programa real al criterio de los españoles". Los populares mantienen que el actual Ejecutivo "es el único Gobierno que en su programa oculto llevaba el indulto a los independentistas, la España confederal, el referéndum de autodeterminación y gobernar con Bildu, que no ha condenado 850 asesinatos. Estos incumplimientos de su palabra no dependen de situaciones económicas ni de ningún imprevisto, afectan a la razón nuclear de lo que el PSOE entiende como España". En suma, será la ciudadanía quien eche a Sánchez, piensa Casado.

derogación de leyes El líder del PP ya mira a un escenario pos-Sánchez, aunque aún puedan llegar a faltar dos años para ello. Y avanza que si se alza como presidente en las próximas elecciones generales derogará todas las reformas sociales del Ejecutivo de coalición. "Haremos una ley de paliativos frente a la eutanasia, una ley de concordia frente a la doctrina de la Memoria Histórica, una ley de maternidad, que ya se está poniendo en marcha no solo en la Comunidad de Madrid, también en Galicia, con ayudas a quien decide ser madre. Y siempre en positivo: yo quiero hablar a las mujeres que quieren ser madres y que tengan todos los recursos para hacerlo libremente", aseveró.

El presidente del PP mantuvo su habitual tono crítico hacia Sánchez, a quien considera "el presidente más radical que ha ocupado la Presidencia del Gobierno y eso se ha visto en cuanto Iglesias abandonó el Gobierno; la agenda radical y extremista no era de Iglesias, es de Sánchez". "Mentiroso compulsivo", según calificó Casado al socialista; a su juicio el inquilino de La Moncloa habría ocultado su agenda propia pues mientras "el independentismo ha dicho siempre lo que iba a hacer y lo ha hecho". Por ello, "quien ha mentido todo el tiempo es el presidente del Gobierno". Que no saldrá del cargo, eso sí, con una moción de censura, estéril, del PP.

Curso de verano

ocho exministros arropan a casado

Aznar y Rajoy. El líder del PP, Pablo Casado, se rodeará esta semana de ocho exministros de los gobiernos de José María Aznar y Mariano Rajoy, algunos ex secretarios de Estado y expertos para presentar su alternativa política, en el marco de los cursos de verano del partido, en un momento en que las encuestas sitúan a los populares como primera fuerza política frente al PSOE. Entre otros, en la cita que tendrá lugar desde mañana hasta el jueves, estarán el extitular de Economía y vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos; la exresponsable de Empleo Fátima Báñez; los exministros de Trabajo Manuel Pimentel y Juan Carlos Aparicio; o la exministra de Sanidad y portavoz del PP en el Parlamento Europeo Dolors Montserrat.

"La agenda radical y extremista del Gobierno no era la de Pablo Iglesias, sino la de Pedro Sánchez"

Pablo Casado

Presidente del PP

noticias de noticiasdegipuzkoa