catalunya tras las elecciones al parlament

Arrimadas mantiene a los dos directores de campaña pese a la presión interna

Los críticos piden ceses, a la espera de la reunión de hoy del 'núcleo duro'

15.02.2021 | 23:58
Carrizosa y Arrimadas, el pasado domingo. Foto: Efe

donostia – El pésimo resultado electoral de Ciudadanos no parece que vaya a terminar en ceses, dimisiones o cambios profundos en la formación, ya que tanto el candidato en Catalunya Carlos Carrizosa como la líder estatal Inés Arrimadas han optado por aferrarse a sus cargos e intentar sacudirse la responsabilidad del batacazo de la formación, que perdió 30 de sus 36 escaños y casi un millón de votos respecto a 2017.

Así, el líder de C's en Catalunya descartó dimitir, aunque aseguró que está a disposición de su partido en las decisiones que deban tomarse tras los resultados del 14-F. "Hablar de dimisiones en estos momentos no es oportuno", aseguró Carrizosa en una entrevista a la emisora Rac-1. Tampoco se plantea abandonar Inés Arrimadas, que también mostró su intención de seguir ejerciendo la presidencia de la Ejecutiva estatal.

La líder naranja ni siquiera planteó cambios de calado o ceses de cargos de la dirección en el cónclave de la Ejecutiva Nacional de ayer por la tarde en Madrid. Todo ello, a pesar de la presión de los críticos para que diera relevo a su número dos Carlos Cuadrado y al diputado José María Espejo-Saavedra, responsables ambos de una campaña electoral para las catalanas que algunas voces del partido califican de "desastrosa".

Mientras tanto, aumenta la presión interna y las críticas abiertas se sucedieron en las redes sociales por parte de cargos en activo y de exdirigentes de la formación naranja.

Uno de los cargos que se pronunció a través de Twitter fue el senador Fran Hervías, que fue el secretario de Organización de C's cuando Albert Rivera ostentaba la presidencia y al que Inés Arrimadas no incluyó en la nueva Ejecutiva. Refiriéndose a los actuales dirigentes, afirmó que "no aprendieron de los errores del pasado, pero tampoco de los aciertos que nos llevaron a ganar en Catalunya".

Todavía más directo fue el senador Miguel Sánchez, exportavoz en la Asamblea de Murcia, que se dirigió a Carlos Cuadrado para decirle: "Ahí tienes la puerta". A quienes expresaron su apoyo a los actuales dirigentes, Sánchez les trasladó que más bien habría que "apoyar y pedir perdón" a los electores que confiaron en ellos, porque les han "fallado", por lo que aconseja "autocrítica" y "humildad".

Otros dos miembros del Senado que exigieron responsabilidades a la dirección de Inés Arrimadas fueron Ruth Goñi y Emilio Argüeso. Según este último, es necesario "abrir un debate interno" y que los afiliados decidan qué estrategia y qué modelo de partido quieren y, tras recordar que Albert Rivera y otros miembros de su Ejecutiva dejaron sus cargos por la debacle de las elecciones generales de noviembre de 2019, pidió "que cunda el ejemplo". En el mismo sentido se manifestó Goñi, que indicó que Rivera y su equipo demostraron "qué es asumir responsabilidades en política y cómo se hace".

Por último, Pablo Cambronero, diputado naranja por Sevilla en el Congreso, instó a la Ejecutiva de Ciudadanos a reaccionar ante un resultado que les deja con tan solo 6 asientos en el Parlament. "Un líder tiene que tener dos virtudes por si acaso: sencillez en el triunfo y valor para responsabilizarse del fracaso. Tiempos de fracaso, sin paliativos ni responsabilidades ajenas", publicó en redes sociales.

"Hablar de dimisiones en estos momentos no me parece nada oportuno"

carlos carrizosa

Candidato de Ciudadanos