Piden revisar los contratos entre Neurona y Podemos

La Fiscalía lo ve razonable al considerar que se realizaron pagos a una sociedad ficticia

10.02.2021 | 00:23

donostia – La Fiscalía ve "razonable" investigar "todos los contratos" suscritos entre Unidas Podemos y la empresa Neurona, de modo que apoya que el juez que investiga al partido pida información a la Junta Electoral Provincial de Madrid sobre las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019. "El hecho de que se hicieran pagos a una sociedad indiciariamente ficticia obliga a realizar una mínima investigación", dice la Fiscalía en el escrito donde impugna un recurso de Podemos y respalda a su vez la decisión del juez Escalonilla de pedir una serie de datos al árbitro electoral.

El magistrado se dirigió el 4 de noviembre de 2020 a la Junta Electoral Provincial de Madrid para que le informase sobre "la identidad del administrador electoral" de Unidas Podemos-Izquierda Unida en las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019, y las cuentas electorales que designaron para recaudar fondos. Algo que apoya la Fiscalía, según informa en un comunicado, porque "si lo que se investiga es la realidad del contrato y de la propia mercantil que parece vinculada con el partido, es razonable investigar todos los contratos entre Neurona y la formación Unidas Podemos".

elecciones del 28-A El Ministerio Público recuerda que el "principal objeto" del procedimiento donde está imputado Podemos es "determinar la realidad o no del contrato" suscrito para las elecciones generales del 28-A y que podría ser constitutivo de delito electoral. Añade que el resultado de esta investigación "puede ser incluso en interés" para Podemos dado que podrían extraerse conclusiones en su beneficio, respecto a "la existencia o no de Neurona como de los contratos firmados", y no ve impedimento para ordenar esa diligencias.

El de Podemos no ha sido el único recurso impugnado por la Fiscalía, que ha hecho lo mismo con los presentados por la acusación Prolege y Vox, en su caso contra el auto en el que el juez cerraba la investigación por las obras de la actual sede del partido morado en Madrid.