Los socios del PSOE le piden negociar más para evitar a Vox

Errejón reclama al Gobierno español que deje de llamar a última hora para buscar apoyos

31.01.2021 | 02:18
El líder de Vox, Santiago Abascal. Foto: Efe

donostia – La abstención de la ultraderecha de Vox para salvar al Gobierno español en una votación clave es una estampa que no debería repetirse. Es la conclusión a la que han llegado buena parte de los socios del presidente Pedro Sánchez, que piden que mime más su interlocución con aquellos que apoyaron su investidura. El pleno del jueves en el Congreso de los Diputados se saldó con la sorpresiva decisión del partido de Santiago Abascal de ponerse de perfil y no votar en contra del decreto de los fondos europeos, cuando Vox venía de defender una moción de censura contra Sánchez y es un partido antieuropeísta. Vox se desmarcaba así del PP, y provocaba el desconcierto en la política estatal, además de ganar un protagonismo que se suponía que los grupos progresistas no querían brindarle para no engordar a una formación con un discurso que plantea un retroceso en materia de autogobierno, igualdad, libertades o derechos sociales.

La situación vino propiciada porque el Gobierno español no ha terminado de culminar el viraje sobre los fondos europeos hacia una gestión cogobernada con las autonomías. ERC, uno de sus socios estratégicos, anunció su voto en contra y el tiempo se echaba encima. Ciudadanos también apostó por el voto en contra, y esta vez no se prestó a ser el colchón de Sánchez. Este cóctel explosivo dio lugar a que la votación culminara con la abstención de Vox en plena campaña de las elecciones catalanas y defendiendo el partido ultra que la prioridad es asegurar que el dinero llegue al Estado. El PNV ya lamentó el mismo jueves que Sánchez busque los respaldos a última hora, y avisó de que su paciencia tiene un límite y no acudirá siempre al rescate del Gobierno español, aunque votó a favor apelando a la responsabilidad. A ERC, que votó en contra, no le gustó la tabla de salvación de Vox y opinó que ese respaldo dice mucho del contenido del decreto. Ayer mismo, Más País, la formación de Iñigo Errejón, que dio su voto a favor tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno español, aconsejó que el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos aparque las "peleas internas" en el Consejo de Ministros, que pierda menos tiempo en mirar hacia adentro y en comportarse como si tuviera mayoría absoluta, y no se dedique a llamar a última hora a sus aliados. Le pidió que cuide más a sus socios parlamentarios para evitar tener que sacar sus decretos "por los pelos".

"cuidar al socio" Errejón se expresó en esta clave en una entrevista en RNE, donde dijo que le parece "una mala noticia" que el decreto viera la luz con la abstención de Vox. Opinó que debería servir al Gobierno español como un "aviso" y moverlo a "cuidar más" a sus socios . "No puede ser que Bruselas o las grandes empresas se enteren antes del decreto europeo que de lo que se enteran el Congreso o el pueblo español", lanzó, para añadir que el Gobierno estatal "debe acostumbrarse a negociar más y pelearse menos". El decreto será tramitado como proyecto de ley, y los socios de Sánchez le piden que rectifique y cuide más su interlocución atendiendo sus demandas.