Eibar | PSE-EE y EH Bildu logran un acuerdo para aprobar los presupuestos de 2021

Las cuentas de 2021 serán aceptadas en la sesión plenaria del 15 enero con la abstención del PNV y la coalición abertzale

07.01.2021 | 15:13
Imagen de la candidatura presentada por EH Bildu de Eibar para las municipales de 2019.

DONOSTIA - El Ayuntamiento de Eibar aprobará el próximo día 15 unos presupuestos para 2021 que ascienden a 40 millones de euros e incluyen un plan de choque anticrisis de 2 millones, gracias a la abstención del PNV y EH Bildu pactada con el gobierno minoritario del PSE/EE.

Tras el acuerdo alcanzado con los 6 ediles jeltzales a mediados de diciembre pasado, el ejecutivo local socialista, que cuenta con 9 de los 21 ediles de la corporación eibarresa, ha logrado consensuar su proyecto con los 5 concejales de la coalición abetzale.

No ha habido acuerdo con la única representante que Elkarrekin tiene en Eibar, pero las abstenciones pactadas con PNV y EH Bildu garantizan sobradamente la aprobación de las cuentas de 2021 en la sesión plenaria del 15 enero.

El portavoz socialista, Jon Iraola, la concejala de Hacienda, Ana Tellería, y los ediles de EH Bildu Gorka Errasti e Igone Lamarain, han expresado este jueves su "satisfacción" por el acuerdo, de cuyos detalles han dado cuenta en una comparecencia conjunta en el Ayuntamiento.

Según ha explicado Iraola, el proyecto presupuestario para este año ronda los 40 millones de euros e incluye 2 millones para un plan que ayude a enfrentar las consecuencias económicas y sociales de la crisis sanitaria de la covid-19 en la ciudad armera.

Ha precisado que, según lo consensuado con ambos grupos de la oposición, 900.000 euros de ese programa anticrisis serán destinados a medidas propuestas por el PSE/EE, mientras 600.000 se dedicarán a iniciativas planteadas por el PNV y 500.000 a las de EH Bildu, reparto proporcional a la representatividad de cada grupo.

Iraola ha recordado que los socialistas eibarreses ya consensuaron las cuentas de 2020 y de años anteriores con el PNV, pero no lo habían hecho con EH Bildu desde 2016.

"La relación" con los miembros de la coalición abertzale en el quehacer diario del consistorio "es buena", ha dicho el portavoz socialista, quien ha agregado que, de hecho, coinciden con ellos "en algunas cuestiones, sobre todo en aspectos sociales".

Ha señalado que el pacto con EH Bildu se sustenta en "tres pilares fundamentales", que quedan reflejados en el plan para afrontar los efectos de la pandemia y se centran en "mantener el empleo", "cubrir las necesidades mínimas" de los eibarreses con menos recursos y "apoyar mediante subvenciones directas" a los sectores económicos "más castigados", en especial, la hostelería y el pequeño comercio.

Iraola ha subrayado que, con la sola abstención del PNV, el PSE/EE podía sacar adelante estos presupuestos, pero los ha negociado y acordado en los últimos días también con EH Bildu porque el equipo de gobierno que preside el alcalde Miguel de los Toyos "siempre ha tenido vocación pactista".

Errasti ha destacado por su lado que "el acuerdo con el PSE potencia las medidas sociales" y "reafirma la capacidad de diálogo" de EH Bildu a la hora de "mejorar la calidad de vida de la ciudadanía".

Ha subrayado que el mismo incluye "un impulso definitivo" al proyecto de traslado de la Casa de la Mujer al edificio rehabilitado en Isasi, pues los socialistas se han comprometido a destinar a él una parte de la venta de la concesión de los garajes de Errebal y lo que falte, asignarlo en los presupuestos de 2022.

"Agradecemos la disposición del PSE para acordar y afinar entre ambas formaciones las bases y concreciones de las propuestas de ambos", ha indicado Errasti, quien se ha felicitado por que "la Andretxea tendrá por fin" un lugar adecuado a "la labor que hace".

El portavoz jeltzale, Josu Mendicute Rodríguez, ha celebrado, a través de un comunicado, "la incorporación de EH Bildu a la aprobación del presupuesto" por medio de "un acuerdo razonable" pero para el que, a su juicio, "no hacía falta esta demora".