Etxerat llama a no permitir que se "bloquee el fin de la dispersión"

La asociación de presos recuerda que "centenares de personas siguen sufriendo las consecuencias del alejamiento"

19.11.2020 | 15:11
Imagen de archivo de una manifestación convocada por Etxerat para denunciar la política de dispersión.

DONOSTIA - La asociación de familiares de presos Etxerat ha hecho un llamamiento este jueves a la sociedad, a las instituciones vascas y navarras y al Gobierno español para que "no permitan" que el "lobby inmovilista bloquee el final de la dispersión y el itinerario jurídico" de sus allegados.

"Se ha rebajado ligeramente la presión que la política penitenciaria ejerce sobre los presos y los familiares, pero no lo suficiente. Centenares de personas, 200 familias, siguen sufriendo las consecuencias del alejamiento. El cambio registrado hasta ahora no responde a la demanda de la sociedad vasca, ni al nuevo ciclo, ni a sus expectativas sobre un nuevo escenario", describe Etxerat en un comunicado.

"¿Por qué no todos a la cárcel de Zaballa? ¿Por qué a Estremera? ¿Por qué hay aún 127 presos en primer grado, el más restrictivo y con el que no se puede progresar en una perspectiva de excarcelación? ¿Por qué no salen en libertad, más aún en tiempo de pandemia, los mayores de 65 años, los 18 gravemente enfermos, las embarazadas con sus hijos?", se pregunta esta asociación en su comunicado.

"Nuestros familiares -añade- hace ya años que tendrían que estar en las cárceles de Euskal Herria, porque así lo marca la legalidad penitenciaria. Sin condiciones".

"Sin embargo -se lamenta-, el cambio en la política penitenciaria se está haciendo ahora, lentamente, de forma gradual y, sin embargo, hay quienes están intentando condicionar ese cambio".

En este contexto hay, en su opinión, "diferentes sectores que intentan legislar e influir en los centros de decisión del Estado sin que les corresponda".

Unos grupos que, a su entender, "no están por la labor de avanzar en la convivencia, prefieren mantener el enfrentamiento" y "ponen palos en las ruedas e intentan condicionar el cambio en la política penitenciaria".

"Todos sabemos de quiénes estamos hablando: distintos sectores que conforman un lobby que intenta bloquear por todos los medios cualquier avance", recalca Etxerat.

Por estos motivos, reclama ahora no "ceder" ante estos sectores y que no se les permita "obstaculizar" el "paulatino fin de la dispersión y el alejamiento", de forma que no consigan "bloquear" a los presos que han decidido "realizar el itinerario jurídico-penitenciario al que tienen derecho".

"A nuestros familiares no se les está regalando nada, su derecho es ser traídos a cárceles de Euskal Herria, y poder realizar el recorrido jurídico y penitenciario ordinario", concluye la nota.