Ayuso desautoriza a Aguado, al que acusa de crear el caos

La presidenta madrileña tensa la cuerda con su vicepresidente y líder de C’s

01.11.2020 | 00:52
El vicepresidente Ignacio Aguado, la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el consejero Enrique Ruiz. Foto: Efe

donostia – Más madera en la Comunidad de Madrid. La presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, tensa día a día la cuerda con sus socios de Ciudadanos (C's) y desautorizó ayer a su vicepresidente, Ignacio Aguado, por las críticas de este a las medidas adoptadas contra el virus porque hay un "exceso de declaraciones", que a juicio de la dirigente popular genera "caos" a la población.

La presidenta madrileña pidió en el último Consejo de Gobierno que cesasen las opiniones cruzadas. "No puede haber tres estrategias sanitarias, hay una y si es la que está dando resultados hay que apostar por ello", defendió Ayuso en declaraciones a los periodistas, porque, a su juicio, "si empezamos todos a opinar lo único que hacemos es confundir a los ciudadanos".

Según la presidenta madrileña, la única autoridad competente en Madrid en la lucha contra la pandemia es la Consejería de Sanidad dirigida por Enrique Ruiz Escudero, que es la voz competente en esta materia. Ayuso se pronunció de esta manera al ser preguntada sobre un mensaje en Twitter de su vicepresidente y líder regional de C's, Ignacio Aguado, quien tras señalar la vuelta de Bélgica al confinamiento decía: "Esto es lo que hay que evitar. No podemos andar con medias tintas ni titubeos. Necesitamos medidas claras, coherentes y contundentes. Nos jugamos mucho".

Para la dirigente popular con estas afirmaciones "se crea un sinsentido" y "hay confusión si todo el mundo opina acerca de lo que hace la Consejería de Sanidad".

Díaz Ayuso defendió que su Gobierno no está ni relajado ni confiado frente a un virus que saben "traicionero", sino que la Consejería de Sanidad "tiene un plan que está funcionando". Además, abogó por evitar "cierres masivos" y aplicar en cambio "medidas quirúrgicas" para que salud y economía vayan "de la mano".

"Medidas de brocha gorda me parecen perjudiciales", defendió la presidenta de la comunidad madrileña. "Cerrar es muy fácil pero abrir es muy complicado", agregó Ayuso aludiendo a "los comercios arruinados o a las personas que no tienen qué comer".