El Parlamento podrá reunirse ‘online’ y con voto telemático

PNV, EH Bildu, PSE y Podemos quieren reformar el reglamento para blindar el funcionamiento de la Cámara

11.09.2020 | 02:17
La Cámara, durante la sesión de investidura. Foto: Iñigo Foronda

donostia – El reglamento del Parlamento Vasco será modificado para permitir la celebración de plenos y comisiones no presenciales, reconocer el voto telemático y ampliar los supuestos en que un diputado puede delegar su voto, algo que hasta ahora solo podía hacerse en caso de baja maternal o paternal. Así, se quiere blindar el funcionamiento de la Cámara, para que no cese su actividad en situaciones extraordinarias como una pandemia.

Los grupos parlamentarios del PNV, EH Bildu, PSE y Podemos-IU han registrado en la Cámara una propuesta para modificar de manera urgente el reglamento de la institución después de que las medidas preventivas ante el COVID-19 –incluido el confinamiento de la población– hayan "puesto en cuestión" una normativa que "hasta la fecha ha funcionado correctamente".

La iniciativa lleva trámite de urgencia y lectura única y podría llegar a tiempo para ser votada en el primer pleno ordinario de la legislatura, que se celebrará el día 24. La reforma saldrá aprobada gracias a que los grupos firmantes (todos menos PP+Cs y Vox) suman mayoría en la Cámara.

Se plantea en concreto modificar tres artículos del reglamento: el 75 para incluir la posibilidad de convocar reuniones telemáticas o no presenciales, el 89 para ampliar los supuestos en los que el voto puede ser delegado y el 93 para recoger la posibilidad de votar a distancia.

El nuevo reglamento establecerá que la convocatoria de sesiones telemáticas deberá ser solicitada por dos grupos parlamentarios o por la quinta parte de los miembros del Parlamento, "cuando circunstancias extraordinarias impidan la normal presencia de los parlamentarios". La decisión final la tomará "motivadamente" la Mesa de acuerdo con la Junta de Portavoces.

En cuanto a la delegación del voto, en la actualidad solo es posible hacerlo en caso de maternidad o paternidad, pero los supuestos se ampliarán ahora al embarazado, ingresos hospitalarios o enfermedades graves, así como a "situaciones excepcionales que impidan la normal presencia de los parlamentarios" en la Cámara.

En el caso de la baja maternal o paternal el periodo en el que es posible delegar el voto cambia: ahora la duración es de 6 semanas, pero en adelante será la Mesa del Parlamento quien decida cuánto puede prolongarse.

Los grupos firmantes proponen además que en todos los supuestos en los que se puede delegar el voto sea posible también "autorizar la emisión de voto telemáticamente" mediante un sistema que decidirá la Mesa y que deberá garantizar la identidad del parlamentario y el sentido de su voto.

En su iniciativa PNV, EH Bildu, PSE y Podemos-IU justifican esta modificación en la necesidad de garantizar que el Parlamento no vea interrumpida su actividad ante una "situación extraordinaria.