EL NUEVO GOBIERNO DE IÑIGO URKULLU

La nueva voz del Gobierno Vasco para tiempos de COVID

Bingen Zupiria mantiene íntegra la cartera de Cultura y Política Lingüística, pero también será el portavoz del Ejecutivo

06.09.2020 | 00:34
Bingen Zupiria. Foto: P.V.

donostia – Bingen Zupiria mantiene íntegra la cartera de Cultura y Política Lingüística que ha gestionado en los últimos cuatro años, pero en esta nueva legislatura el lehendakari, Iñigo Urkullu, le ha encomendado además la portavocía del Gobierno Vasco para explicar a la sociedad las medidas adoptadas por el Ejecutivo en una legislatura que estará marcada por la pandemia del coronavirus.

Será la voz del Ejecutivo y, por tanto, su exposición pública será más intensa a partir de ahora, ya que será el encargado de comunicar las decisiones que el Consejo de Gobierno adopte en sus reuniones semanales de los martes y tendrá que lidiar con las preguntas que los periodistas planteen en esas ruedas de prensa.

En los últimos ocho años ha sido Josu Erkoreka la voz del ejecutivo vasco tras los consejos de gobierno semanales. El nuevo vicelehendakari será relevado en estas funciones por Zupiria, un hombre con una dilatada experiencia y trayectoria en el mundo de la comunicación y que ya como consejero ha demostrado temple y solvencia a la hora de explicar su gestión ante la opinión pública y los medios de comunicación.

Zupiria (Hernani, 1961) sumará este nuevo papel protagonista a las tareas que ya desempeñaba en el anterior mandato, en el que gestionó la cartera de Cultura y Política Lingüística, de la que depende EITB.

Licenciado en Filología Vasca por la Universidad de Deusto, su carrera profesional ha estado ligada a la comunicación. En 1983 entró a trabajar en Euskal Telebista como presentador y editor de informativos y seis años después dio el salto al Gobierno Vasco para ser el responsable de comunicación del lehendakari José Antonio Ardanza, hasta 1999. Ese año volvió a la televisión pública vasca, en esta ocasión como director.

En esta nueva legislatura se enfrenta al reto de recuperar la producción cultural vasca y rescatar a los artistas, creadores y trabajadores de industrias culturales de las consecuencias de la crisis causada por la pandemia del COVID-19.

El coronavirus afectará a la acción de todos los departamentos del Gobierno Vasco, también a la cartera de Zupiria, que ya en el tramo final de la anterior legislatura articuló diversas medidas orientadas a paliar el impacto de la pandemia en el sector cultural, castigado primero por el confinamiento y después por las medidas preventivas ante el covid.

Así, se aprobó que músicos, actores, técnicos de sonido, artistas plásticos, guionistas, cámaras y gestores de espacios culturales, entre otros profesionales con rentas irregulares, pudieran cobrar hasta el 70% de sus ingresos medios con un máximo de 1.200 euros al mes.