PSOE y Unidas Podemos sellan la paz sobre los presupuestos

Sánchez afirma que las cuentas “no serán excluyentes” y que reflejarán el Gobierno de coalición

02.09.2020 | 00:58
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante el Consejo de Ministros celebrado ayer. Foto: Efe

donostia – Tras las dudas y los encontronazos de jornadas anteriores, el PSOE y Unidas Podemos caminan ya al unísono de cara a la negociación para aprobar los presupuestos del Estado. La reunión que, según diversos medios, mantuvieron el pasado lunes los líderes de ambos partidos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, desencallaron la situación; y el encuentro celebrado en la tarde ayer entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, de Podemos, sirvió para fijar las líneas maestras de dicha negociación con la oposición. Ayer se decidió que ambos serán los encargados de reunirse con el resto de grupos para abordar las cuentas.

Unas conversaciones que arrancarán hoy mismo con el presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con expectativas bien diferentes en cada caso, y ante las que Sánchez desveló ayer sus líneas rojas. Afirmó que no se puede "excluir a ningún grupo político" de la negociación, porque el Ejecutivo no tiene mayoría parlamentaria y porque son unos presupuestos "urgentes e imprescindibles" para la recuperación de la economía lastrada por la pandemia del coronavirus.

Agregó que "no ha habido veto" de Podemos a Ciudadanos para la negociación, lo que se contradice con las declaraciones efectuadas por dirigentes morados como Isa Serra y Rafa Mayoral, que directamente cerraron la puerta a acordar con los de Arrimadas. Esta posición varió en la reunión que la dirección de Podemos celebró el mismo lunes, y de la que salieron las dos condiciones con las que ahora camina de la mano del PSOE: que los dos socios del Gobierno pacten previamente los presupuestos y que el partido de Iglesias esté presente en la negociación con Ciudadanos.

En una entrevista concedida por la mañana a la Cadena Ser, Pedro Sánchez confirmó este acercamiento al asegurar que, en los próximos días, "todos los interlocutores tienen que reconocer que somos un Gobierno de coalición" y tienen que "ser conscientes de que hay elementos centrales de esta propuesta de presupuestos de país que hay que preservar". Dichos ejes son la emergencia social, la transición ecológica y digital, la cohesión territorial y social y la agenda feminista. "Haremos un esfuerzo de negociación y de acuerdo pero sin desnaturalizar los elementos centrales de un Gobierno progresista de coalición", zanjó.

Críticas de ERC La reunión de ayer entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales y secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, de la que se informó por la mañana, rubricó esta vía conjunta. Tras el Consejo de Ministros, la propia Montero dijo que "los presupuestos son del Gobierno, no de la ministra de Hacienda ni del departamento. Se aprueban por el Gobierno, por lo que las dos formaciones que lo componen se tienen que considerar razonablemente cómodas siendo conscientes de que solo contamos con 155 diputados".

Preguntada por si la presencia de Podemos, en la figura de Álvarez, puede molestar a Ciudadanos, subrayó que precisamente este partido ha dado muestras de "anteponer los intereses del país al cálculo partidista que lleva a otros al inmovilismo o a la rumorología". No lo ve tan claro el principal perjudicado por esta apertura de la formación morada a C's, ERC, la otra opción para aprobar las cuentas. El vicepresident de la Generalitat y conseller de Economía, Pere Aragonès, interpretó que este giro se debe a que "estamos siendo muy exigentes y no estamos poniendo un precio tan barato como C's". Instó por ello a Sánchez a "cumplir los acuerdos de investidura", en referencia a "potenciar la vía política y abandonar la vía judicial", de lo que "no hay señales".

En cuanto al partido naranja, su presidenta, Inés Arrimadas, que se reúne hoy con Sánchez, opinó que "estos no van a ser los presupuestos de Iglesias, van a ser los de España para recibir 140.000 millones de euros de Europa". Insistió en que está dispuesta a ser una "herramienta útil" en un momento excepcional para el Estado y quitó hierro a tener que negociar con Podemos.

"Hay elementos centrales de esta propuesta de presupuestos de país que hay que preservar"

"Tenemos que apartar la lucha partidista en el combate contra el coronavirus y anteponer el bien común"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno español