Alerta mundial por el coronavirus

El Govern reconoce que no hay fecha para la mesa de diálogo

La vicepresidenta Carmen Calvo dice que es prioritario salir de la crisis sanitaria

08.06.2020 | 00:53
La portavoz del Govern, Meritxel Budó. Foto: Efe

DONOSTIA – La portavoz del Govern catalán, Meritxell Budó, aseguró ayer que la Generalitat no tiene fecha concreta para la reunión de la mesa del diálogo con el Gobierno y que la figura del mediador es ahora "más importante que nunca". En una entrevista con Catalunya Radio, Budó afirmó que el Govern encabezado por Quim Torra siempre ha considerado que hay que resolver desde el diálogo "lo que es un conflicto político" y que espera que haya una "voluntad real" de llevarlo a cabo.

Sin embargo, Budó mostró su escepticismo sobre la voluntad real del PSOE de avanzar en la resolución de este conflicto político, motivo por el cual considera "más importante que nunca la figura del mediador". Aunque señaló que esta figura no es una condición "sine qua non", sí consideró que, si hay voluntad de resolución del conflicto, debería ser parte de la solución y no del problema. La consellera también aseguró que todavía no se ha decidido si se avanzará la entrada de Barcelona y Lleida a la fase 3 de desconfinamiento antes del 22 de junio si la pandemia evoluciona de manera favorable, tal y como apuntó la consellera de Salud, Alba Vergés. "Esta propuesta no me consta que haya pasado por el Procicat", ha dicho Budó, e insistió en que esta semana el Govern trabajará en esta posibilidad, pero que todavía no se ha tomado ninguna decisión.

Además, Budó pidió a los republicanos votar en contra del suplicatorio en trámite en el Congreso para investigar penalmente a la diputada de JxCat Laura Borràs, "igual que JxCat siempre ha apoyado a ERC en casos de judicialización". Borrás está acusada de los presuntos delitos de fraude a la Administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental en su etapa de directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

En este contexto, la vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo, aseguró ayer que el Ejecutivo de Pedro Sánchez volverá a convocar en verano la mesa de diálogo con la Generalitat para abordar el conflicto político en Catalunya: "En cuanto salgamos de la alarma, pondremos una fecha", apuntó. "No vamos a dejar pasar el verano sin volvernos a sentar para retomar un objetivo en el que creemos profundamente. Estamos dispuestos a continuar con nuestro compromiso", afirmó en una entrevista en La Vanguardia.