Piden la liberación de presos de ETA enfermos y mayores ante el COVID-19

Las firmantes de la carta recuerdan que el proceso de paz está "incompleto"

18.05.2020 | 15:06
Imagen de la cárcel de Martutene.

DONOSTIA - Un centenar de activistas, parlamentarios y sindicalistas de diferentes países han firmado una carta en la que, ante la pandemia de COVID-19, piden a los gobiernos español y francés la liberación de los presos de ETA de más de sesenta años, los enfermos graves y los que hayan cumplido tres cuartas partes de su condena.

El escrito, publicado este lunes por el portal naiz.com, el diario Berria así como por el diario escocés The National y el mexicano La Jornada, está firmado por el abogado sudafricano Brian Currin, la abogada y exsenadora de Colombia Piedad Córdoba, el escritor argentino y Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.

Los firmantes piden también la liberación de los presos que reúnan las condiciones para la libertad condicional ya que "el hecho de que ETA haya desaparecido hace dos años es una garantía de no repetición", señalan.

En la misiva señalan que en "al menos 59 prisiones españolas" y en "38" penales franceses se han confirmado casos de la enfermedad.

Reconocen que liberar de la cárcel a un preso antes de que haya cumplido la condena es una decisión de "gran calado" para "cualquier sistema judicial" que "puede herir los sentimientos de las víctimas y sus familiares".

Consideran sin embargo que "en el contexto de la pandemia" es un "paso apropiado y razonable" para el "bienestar" de la población penitenciaria y "en aras de alcanzar la paz".

Los firmantes del documento señalan que han pasado nueve años desde que ETA puso fin a la violencia y dos desde su disolución, pero el "proceso" es "incompleto, ya que aún permanecen en prisión más de 250 reclusos" al tiempo que aseguran que "ningún proceso de paz puede progresar si no se gestiona la cuestión de los presos".

Señalan que organismos como el Observatoire International de Prisons, el Comité Internacional de la Cruz Roja, Amnistía Internacional y el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura han manifestado que el COVID-19 supone un "riesgo grave" para los presos y han "recomendado medidas especiales para minimizar" el impacto.

La red de apoyo a los presos de ETA Sare ha señalado en un comunicado que es "vital" que los gobiernos respondan a la situación de los presos por los efectos que la pandemia.

Ha preguntado al Gobierno en un comunicado "qué más necesita para dejar de mirar hacia otro lado" en este asunto y ha indicado que las peticiones "no las formula la red ciudadana sino el Consejo de Europa, Naciones Unidas y un centenar de personalidades del mundo", ha señalado en un comunicado.