Cuatro muertos en el tercer tiroteo en dos semanas en EEUU

La matanza ocurrió en California, cuando el asaltante entró a un edificio de oficinas

02.04.2021 | 00:04

LOS ÁNGELES – Al menos cuatro personas, entre ellas un menor, murieron ayer en un tiroteo en un edificio de oficinas en la ciudad estadounidense de Orange, en el estado de California. Aminadab Gaxiola González es el agresor.

La teniente Jennifer Amat, portavoz del Departamento de Policía de Orange, explicó que Gaxiola González supuestamente cerró con una especie de cadenas el acceso a un edifico que alberga varias oficinas y pequeños negocios locales. Los oficiales que respondieron a la llamada de emergencia lograron abrir las puertas de acceso y encontraron al sospechoso, que aparentemente resultó herido en el intercambio de disparos con la policía y se encuentra en un hospital con heridas de consideración pero estable.

En uno de los corredores del edificio los uniformados encontraron al niño de nueve años, ya fallecido, y a su madre, que estaba herida y fue trasladada a un hospital cercano. Las autoridades indicaron que el hispano, de 44 años, aparentemente conocía a las víctimas, entre las que se encuentra la madre del menor, que resultó herida en el tiroteo. Según aseguró Amat a la NBC, no se sabe si las heridas del autor las causó un arma policial o fueron autoinfligidas, pero se recuperó su arma de la que se espera extraer información más precisa.

La policía encontró en el lugar de los hechos una mochila con esposas, municiones y gas pimienta, que se cree pertenecen al sospechoso.

El gobernador de California, Gavin Newsom, calificó de "horrible y descorazonador" el suceso y trasladó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

El suceso se produce después de que EEUU llevara dos semanas de incidentes en distintos puntos del país. La semana pasada un hombre entró en un supermercado de Colorado y asesinó a diez personas. Además, una semana antes, otro individuo armado entró en tres salones de masajes asiáticos y mató a ocho personas en Atlanta. Los hechos llevaron al presidente Biden a pedir al legislativo una regulación que limite la tenencia de armas como rifles automáticos.