Protestas en Irak contra los ataques de Irán y EEUU

Decenas de miles de iraquíes salen a las calles para mostrar su rechazo a la escalada

11.01.2020 | 06:33

Bagdad - Decenas de miles de iraquíes se manifestaron ayer en Bagdad y otras nueve provincias del centro y sur de Irak para mostrar su rechazo a los recientes ataques de Estados Unidos e Irán en su territorio, además de pedir la formación de un nuevo gobierno que ayude a recuperar la soberanía del país. Entre fuertes medidas de seguridad y pese al despliegue de tropas en las inmediaciones de las plazas de las diferentes ciudades, los participantes gritaron consignas contra Washington y Teherán por convertir Irak "en una plaza para su rendición de cuentas" y contra los políticos "corruptos" iraquíes que lo permitieron.

Uno de los organizadores, Sabah Nabil, explicó que los actos, en los que tomaron parte "decenas de miles" de personas en todo el país, son una respuesta a convocatorias realizadas durante los últimos tres días y afirmó que la participación en la plaza Tahrir de la capital era mucho más elevada que en las semanas previas.

Las protestas, convocadas para primera hora de la tarde, ya tuvieron seguimiento por la mañana, pero se intensificaron después del rezo musulmán de los viernes, como viene ocurriendo desde su inicio a principios de octubre. "Nuestras demandas siguen siendo las mismas, alejar a los corruptos y juzgarles, elegir a un nuevo primer ministro que sea independiente" para que "acabe con el sufrimiento del pueblo y recupere la soberanía", indicó Nabil.

Además, piden elecciones anticipadas bajo la batuta de una Comisión Electoral "honesta" y la supervisión de la ONU, detalló sobre unas demandas que en la última semana han quedado en segundo plano después de que EEUU asesinase en Bagdad a un general iraní y Teherán respondiese con ataques a dos bases también en Irak.

Uno de los participantes en las manifestaciones, Hason Abdel Amir al Saday, explicó que salió a la calle porque no va a permitir que Irak "se convierta en un país para la rendición de cuentas entre Estados Unidos e Irán". - Efe