Disfruta lo que queda del verano y prepara tu terraza para el invierno

26.08.2021 | 17:57
Disfruta lo que queda del verano y prepara tu terraza para el invierno

Hay dos maneras de acondicionar tu terraza, balcón o porche para poder utilizarlo todos los días del año: un cerramiento o una cortina de cristal. Los primeros suponen renunciar al exterior, ya que si se pueden abrir lo harán de forma parcial y afectarán además al diseño del edificio. Las cortinas de cristal Lumon, distribuidas en País Vasco y Navarra por Proyectos Echarri, se pueden abrir completamente, pudiendo así elegir en cada momento lo que mejor nos convenga: abiertas totalmente, parcialmente o cerradas. Además, a diferencia de los cerramientos, cuando están abiertas no afectan a la estética de la casa y cuando están cerradas, la mejoran. Este sistema, ideado por Lumon hace más de 40 años, es el que está triunfando ahora mismo en toda Europa. Te explicamos por qué.

La mayoría de las personas que deciden instalar unas cortinas de cristal Lumon lo hacen por un sencillo motivo: conseguir más espacio habitable y dar uso a la terraza durante todo el año, sin dejar de tener eso mismo, una terraza. O un balcón o un porche de ático o jardín. La idea es disponer de un sistema que permita vivir el exterior sin que deje de serlo. Esta es la gran diferencia frente a los cerramientos fijos, que alteran la función original de esos espacios.

Así, la terraza sigue siendo ese lugar exterior que podemos abrir totalmente cuando lo deseemos y cumplir su función de oxigenar la vivienda, pero con la ventaja de poder cerrar total o parcialmente cuando la climatología lo exige, adecuándose a cada momento mediante un sistema de cortina muy sencillo de manejar, puesto que puede hacerse por cualquier persona con una sola mano.

Las cortinas de cristal no hacen perder ni un milímetro del balcón o terraza. Lo que hace Lumon, y esta ha sido su mejor aportación a la arquitectura contemporánea, es acristalar con un sistema sin perfiles verticales. De esta forma la fachada del edificio luce limpia y desde el interior la sensación es la de estar fuera, como si nada se interpusiera entre el inquilino y el exterior.

Así, la cortina de cristal, un concepto original que Lumon ideó hace más de cuarenta años y que le ha convertido en líder mundial, contribuye a la protección de las personas que habitan la casa durante todo el año, pero también a la protección de fachadas, que ven aumentar su durabilidad, disminuyendo las necesidades de mantenimiento. El frío, la suciedad, la lluvia quedan lejos de las fachadas por la protección de las cortinas de cristal, cuya limpieza y mantenimiento es sumamente sencillo.

Además, cuando están cerradas disminuyen un 50% los ruidos exteriores, una pantalla que nos ayudará a estar tranquilos en casa, y proporcionan un ahorro energético del 34%.

Otro punto a favor de las cortinas de cristal Lumon es la seguridad que ofrecen. Estamos hablando de cristales templados de la máxima calidad, fabricados en Europa –y próximamente en España, donde se abrirá una fábrica que va a dar servicio a la Europa mediterránea y central- capaces de superar vientos de hasta 250 km/h con una resistencia frente a flexión de hasta 81 N/mm2. Son los cristales más seguros del mundo, superando con creces la normativa europea, por lo que se utilizan no sólo en terrazas y porches de edificios convencionales, también en rascacielos, donde la resistencia a condiciones climatológicas adversas, desde tormentas a huracanes, es fundamental.

El dominio de toda la cadena de fabricación e instalación hace que Lumon sea el único que ofrece 5 años de garantía del fabricante, no del instalador o el distribuidor, lo que asegura que no habrá ningún problema. Sus 40 años de historia y el hecho de ser líderes mundiales avalan tanto los componentes, todos ellos, como su instalación ante cualquier eventualidad.

Desde edificios acristalados hasta porches de jardín

La progresión de Lumon durante los últimos curenta años ha sido enorme, y lo ha sido gracias a una filosofía de empresa que dice que hay que innovar siempre, que hay que investigar y avanzar tanto en la fabricación de los cristales como en los sistemas de fijación a terrazas, fachadas o porches. Esto hace que Lumon no fabrique un único sistema, al contrario, la marca finlandesa apuesta por diferentes métodos de fijación, lo que les permite adaptarse a cualquier circunstancia o modelo de vivienda: desde porches de jardín a balcones o terrazas preexistentes, pasando por sistemas para edificios nuevos acristalados o proyectos de rehabilitación.

Toda esta innovación se aplica a todos los componentes del sistema de cortina de cristal, porque Lumon domina toda la cadena de suministro. Desde el desarrollo de productos, diseño, ventas, fabricación e instalación hasta servicios de mantenimiento, un servicio que en País Vasco y Navarra se realiza desde su distribuidor exclusivo, Proyectos Echarri. El dominio de toda la cadena hace además que Lumon sea el único que ofrece 5 años de garantía del fabricante, no del instalador o el distribuidor, lo que asegura que no habrá ningún problema. Sus 40 años de historia y el hecho de ser líderes mundiales avalan tanto los componentes, todos ellos, como su instalación ante cualquier eventualidad.

noticias de noticiasdegipuzkoa