Ocho consejos para organizar una boda de invierno

Sugerencias para un evento que tiene ahora precios más competitivos y un mayor abanico de posibilidades

10.12.2021 | 12:42
Una boda en invierno puede llegar a ser la mejor de las fiestas.

En más de una ocasión hemos escuchado la siguiente expresión: "manos frías, corazón caliente", que bien podría encajar como eslogan de cualquier empresa organizadora de bodas, enfocado al aumento de matrimonios en invierno.

Si la nupcialidad entra dentro de tus planes y no descartas celebrarla en la estación más fría del año, a continuación exponemos 8 consejos a tener en cuenta para la planificación de una boda invernal.

1- Disponibilidad

La estación del año y la localización geográfica son dos factores determinantes en la celebración de este tipo de enlaces. Las parejas que se decantan por el invierno para celebrar su matrimonio encuentran un mayor abanico de posibilidades. Como la temporada se considera baja, existen más alternativas de fechas disponibles. De esta forma se dice adiós a las listas de espera y los preparativos con demasiada antelación.

2- Moda

La moda nupcial en esta época es uno de los elementos caracterizadores. Los vestidos en jacquard, terciopelo, piqué o punto imperial con mucho volumen, mangas largas y cuellos altos se convierten en la opción preferida por muchas novias. Tejidos y accesorios cálidos y acogedores que en otras estaciones son impensables, durante este periodo ocupan un lugar privilegiado, como es el caso de los trajes de lana, abrigos de tweed, estolas de pelo y guantes de cuero.

Dado que todas las personas invitadas visten con atuendo abrigado y voluminoso, es importante tener en cuenta el servicio de guardarropa en la celebración de la boda.

3- Estilo y decoración

Cabe destacar que el resto de detalles dependen del estilo deseado, puesto que se pueden celebrar bodas invernales modernas, bohemias, vintage, rústicas, etc. A pesar de ello, lo recomendable es que en el espacio donde se celebre el acontecimiento no falten elementos decorativos que generen una atmósfera idílica, como el fuego y las velas en el mobiliario y los centros de mesa. De esta forma se aporta un toque de calidez, convirtiendo el enlace en una boda acogedora.

4- Colores

La paleta de color ideal para este tipo de eventos se forma a partir de tonos blancos, beis y tostados, junto con grises, rosas pastel, azules malvas, y toques de dorado, dando lugar a una composición romántica e invernal, acorde a la temporada.

5- Escenarios

Durante esta etapa los paisajes tienen un tinte diferente al resto del año. Los espacios nevados y la luz de los atardeceres en invierno aportan un romanticismo característico de películas y cuentos. Salones con vistas a la montaña, acantilados, parques botánicos, bibliotecas, villas señoriales o galerías de arte son algunas de las opciones que ofrece esta estación en cuanto a escenarios. Las instalaciones pueden ser ajardinadas en invierno y lucir tan bonitas como en verano o primavera. Además, los salones de eventos reducen sus costes en invierno, permitiendo dar un respiro a la tarjeta de crédito.

Nieve en la naturaleza como escenario de boda.

6- Flores

Uno de los inconvenientes que presenta esta estación, además de las bajas temperaturas que en ocasiones pueden resultar extremas, es la adquisición de flores. A pesar de ello, siempre se puede recurrir a su obtención por medio de la importación o acudiendo a invernaderos especializados, aunque los precios serán bastante elevados en estos casos. Otra opción es escoger arreglos florales de temporada como las anémonas, los tulipanes o los jacintos.

7- Menú

Lo habitual es ponerse en manos de profesionales de la hostelería, pero preferiblemente con alguna idea en mente. En esta estación es frecuente encontrar platos elaborados a partir de recetas consistentes y calóricas, como arroz, sopa de calabaza o crema de maíz, acompañados de quesos, trufas y foie como entrantes. Tampoco puede faltar la incorporación de los productos de temporada como alcachofas, setas y castañas en los aperitivos. Las carnes rojas y los pescados con salsas y aderezos más elaborados son protagonistas de los platos principales, mientras que las fuentes de chocolate, las tartas con bizcochos rellenos y los dulces en general se coronan como postres.

8 - Costes

Las parejas que escogen el invierno para celebrar su casamiento pueden ahorrar mucho dinero. Una unión matrimonial cuesta, de media, 30.000 euros, según indica José Antonio Nieto, mánager de la empresa organizadora de bodas 'All Seasons Weddings S.L.' Aunque el gasto varía considerablemente según factores como la comunidad en la que se contraiga matrimonio o el número de personas invitadas, es determinante la época del año en la que se celebre, puesto que la mayoría de costes se ven disminuidos fuera de la temporada estival, desde las tarifas de alquileres de espacios hasta los menús para comensales, llegando a ser hasta un 40% más económicas según afirman los expertos.

Aunque el sector nupcial se ha visto significativamente afectado por la pandemia de la COVID-19, registrándose en 2020 un 45,7% de enlaces menos que en 2019, durante 2020 se registraron 90.416 matrimonios, según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE). En noviembre de 2020 se celebraron 7.766 enlaces, mientras que 7.365 parejas escogieron el mes de diciembre para contraer matrimonio, y es que una boda en invierno puede llegar a ser la mejor de las fiestas, adquiriendo un tono más íntimo y elegante que las celebradas durante primavera y verano.

A pesar de que las posibilidades existentes en el ámbito nupcial son infinitas, lo importante es encontrar aquella que más se ajuste a los gustos de la pareja, para así lograr una celebración única e inolvidable.

noticias de noticiasdegipuzkoa