Vuelta al cole 2021 :: Grupo Noticias

Moverse, esa es la cuestión

Oihana Prado |

El ejercicio no solo es beneficioso para la salud física, sino también para la mental, mejorando el estado anímico y emocional del niño

La OMS recomienda que lo niños realicen al menos una hora de ejercicio al día y se limite el tiempo dedicado a actividades sedentarias como el que pasan frente a una pantalla. Sin embargo, sus estadísticas alertan de que cuatro de cada cinco niños y adolescentes no realizan suficiente actividad física.

Son innumerables los beneficios que reporta el deporte a los más pequeños. Mejora su estado físico (cardiorrespiratorio y muscular), la salud cardiometabólica (tensión arterial, dislipidemia, hiperglucemia y resistencia a la insulina), la salud ósea, el desempeño académico, y previene la obesidad. Y es que el número de niños y adolescentes de edades comprendidas entre los cinco y los 19 años que presentan obesidad se ha multiplicado por 10 en los últimos años. Las tasas mundiales de obesidad infantil han aumentado desde menos de un 1% en 1975 hasta casi un 6% en las niñas y cerca de un 8% en los niños.

Además, el ejercicio no solo mejora la salud física, sino también la mental, mejorando el estado anímico y emocional del niño. Ayuda a prevenir trastornos como la ansiedad y la depresión, aumenta la autoestima y mejora el descanso, entre otros.

Un retorno esperado

Este nuevo curso escolar llega con una importante novedad: la reanudación de la práctica deportiva sin limitaciones con respecto a entrenamientos o competiciones. Suspendido debido a la pandemia, el retorno del deporte escolar ha sido una demanda constante por parte de federaciones, clubes y asociaciones de padres y madres. A la espera de conocer en qué condiciones se podrá practicar en función de la evolución de la pandemia, los escolares este año tendrán la posibilidad de practicar multitud de disciplinas deportivas como pelota, herri kirolak, tiro con arco, vela, rugby, balonmano, baloncesto, gimnasia rítmica, hockey sobre hielo, atletismo, natación, pádel o fútbol, entre muchos otros.

El programa de actividades de Deporte Escolar de la Diputación Foral de Gipuzkoa está dirigido a escolares entre los 6 y 16 años y tiene por objetivo iniciar a la práctica deportiva a toda la población infantil guipuzcoana, con un modelo que contempla la formación deportiva como un proceso a largo plazo y donde se ofrece a todos y todas las escolares la posibilidad de que conozcan diversos deportes.

Idiomas extranjeros: cuanto antes, mejor

Oihana Prado |

La exposición temprana a nuevas lenguas facilita que el proceso de aprendizaje sea más fluido en el futuro

Cuanto antes mejor. Aprender idiomas a edades tempranas solo tiene ventajas, y es que los niños, al contrario que los adultos, no aprenden un idioma, sino que lo adquieren. La clave reside en lograr dominar una lengua extranjera, pero sin esfuerzo. "La exposición a edades tempranas a un idioma extranjero ayuda a que el proceso de aprendizaje sea más fluido en el futuro. Además, al hacerlo de una manera divertida, los más pequeños trabajan la relación afectiva con el idioma con naturalidad y no lo perciben como algo impuesto, lo cual se ve reflejado en los resultados en el futuro", afirma Ceri Ann Millward, directora educativa de Lacunza.

Esta academia de idiomas, que cuenta con 13 centros en Gipuzkoa (Donostia, Beasain, Errenteria, Irun, Zarautz y Tolosa), ofrece cursos de inglés y francés especialmente diseñados para niños, con itinerarios adaptados a las distintas franjas de edad (de 4 a 18 años). Y es que, insiste Millward que para un buen arranque con los idiomas "es importante contar con una academia que cuente con profesores expertos en niños, que centren sus esfuerzos en el bienestar y evolución de los niños, y que a su vez estén en continua formación".

Poner el foco en el alumno es fundamental, subraya Millward, para adaptar las clases a las necesidades y a el ritmo de los pequeños. Así, los cursos de Lacunza se basan en una metodología comunicativa, ya que el objetivo de estas clases es que los pequeños se comuniquen desde el principio en el nuevo idioma: "Se trabaja la estimulación multisensorial, visual, auditiva, táctil, para que vayan integrando el idioma de forma paulatina y natural. La clave es el aprendizaje significativo, todo lo que aprenden les sirve para algo y eso les motiva para seguir aprendiendo", aclara.

Es de vital importancia que los niños vivan el proceso de aprendizaje como algo lúdico y para ello se valen de juegos, cuentos y canciones. Se trata de herramientas que, según Millward, "promueven el dinamismo de las clases con cambios constantes de ritmo y actividades, manteniendo a los pequeños despiertos, activos y entretenidos. Así conseguimos que aprendan sin darse cuenta".

La ventaja de ser bilingüe

No hay que olvidar que el bilingüismo es una condición ventajosa a la hora de aprender nuevos idiomas: "Las investigaciones han demostrado que tener fluidez y habilidades en un idioma ayuda en la adquisición de un segundo idioma, y poseer habilidades en dos idiomas puede impulsar el proceso de aprendizaje de un tercer idioma. Además, estudios recientes han demostrado que dominar varios idiomas puede incluso mejorar el dominio del primer idioma. Se cree que esto se debe a que las lenguas se refuerzan entre sí y brindan herramientas para fortalecer las habilidades fonológicas, morfológicas y sintácticas", indican desde Lacunza.

Las manualidades, imprescindibles en la educación

Laura Carboneres |

Los trabajos manuales ayudan a despertar la creatividad de los niños

Es cierto que hoy en día, los niños viven inmersos en un entorno digital y crecen pegados a una pantalla. Aunque tengan un fácil acceso a la información, es preciso establecer unos límites del uso de estas herramientas, ya que es sabido que el abuso puede resultar perjudicial.

Por ello, hay que introducir entretenimientos fuera del ámbito online. Si tenemos en cuenta que un niño tiene que dormir entre 9-12 horas, y en el centro escolar pasa unas ocho horas, el resto del día hay que dividirlo en comidas, ejercicio físico, higiene personal, deberes, tiempo en familia, y, como no, en diversión.

Como alternativa a la diversión tecnológica, las manualidades se sitúan como una de mejores opciones, que además de aportar entretenimiento, proporcionan aspectos creativos y educacionales. Mejoran la concentración, la agilidad mental, aumentan la autoestima, ayudan a combatir el estrés, promueven el reciclaje y mejora la psicomotricidad. Las manualidades más creativas y educativas se pueden lograr en la papelería Tamayo, en Donostia, abierta y dedicada al mundo de la papelería, regalo y bellas artes desde 1914.

El 'txiki-txoko' de los niños

"Las manualidades son importantes para despertar la creatividad y la imaginación de los niños", reconoce Ainara Tamayo, responsable de la tienda junto con su hermano Ibai.

Al considerarse que los trabajos manuales son esenciales en su educación, Tamayo tomó la iniciativa y decidió incluir un espacio dirigido a las manualidades de los más pequeños. Le llaman el Txiki-txoko. Un lugar muy especial donde muestran toda la variedad de materiales relacionados con el arte, la pintura y las manualidades, un espacio para dejar volar la imaginación. "Hay que fomentar el uso de las manualidades desde temprana edad; los bebés, por ejemplo, cuentan con muchas pinturas y plastilinas comestibles y adecuadas para ellos. Disponemos de productos para todas las edades y gustos", asegura Ainara.

Para niños de 8-10 años hasta adolescentes y adultos, hay disciplinas como el lettering que están "muy de moda". Este término se refiere al arte de dibujar las letras; considerado una forma de arte, cada palabra actúa como una ilustración. Se trata de una transformación de lo que era la caligrafía, la escritura, algo que también debemos preservar. Y para disfrutar de ello, en Tamayo disponen de todo tipo de soportes, rotuladores, accesorios y talleres para aprender y crear.

Estos y otros materiales que ofrecen favorecen el uso de trabajos manuales, mejorando la psicomotricidad y otras capacidades. Asimismo, gracias al servicio prestado, la experiencia, la digitalización y su adaptación al cambio constante y dedicación, la Papelería Tamayo ha recibido este año el Premio Nacional al Pequeño Comercio.

El material escolar que cuida el medio ambiente

Laura Carboneres y Oihana Prado |

Bolis reciclados, papel de algas o lápices-planta son los nuevos materiales 'eco'

Lejos del boli desechable de plástico, uno de los inventos más revolucionarios del pasado siglo y también uno de los iconos de la cultura de usar y tirar, los fabricantes de material escolar se reinventan apostando por productos ecológicos, sostenibles y, atención, más duraderos.

En las papelerías cada vez ocupan más espacio los instrumentos de escritura elaborados con plástico 100% reciclado, papel kraf (un papel de fibras obtenido de la pulpa de la madera), cartón reciclado o papel de algas. También los hay con puntas libres de plomo o con tintas libres de tóxicos.

Por otra parte, a la hora de imprimir documentos, cada vez son más las opciones que ofrece el mercado de papeles ecológicos. A diferencia del papel reciclado, para que un papel sea ecológico, tiene que fabricarse mediante procesos respetuosos con el medio ambiente. Además, en su elaboración no debe utilizarse ninguna sustancia que pueda ser contaminante, como químicos o blanqueantes añadidos. Los papeles ecológicos son generalmente papeles cuya materia prima no es de origen forestal. Y en caso de que así sea, debe provenir de bosques gestionados de forma controlada. Uno de los papeles más ecológicos es el de residuos, fabricado exclusivamente con restos contaminantes, y en cuyo proceso de fabricación solo se le añade agua.

En cuanto al papel reciclado, es aquel que ha sido fabricado con fibras recuperadas de papel o cartón ya utilizado previamente, independientemente del proceso de fabricación que se lleve a cabo.

Las libretas ecológicas también son otra de las alternativas a los cuadernos convencionales. Están fabricadas de papel reciclado, con un material que requiere menos energía que el de fibra virgen de celulosa, y las tapas son de cartulina o cartoncillo kraft sin plastificar ni colorear.

Otro elemento indispensable para transportar todo el material del colegio es la mochila. Algunos fabricantes que siguen mirando por el medio ambiente, han creado mochilas con material reciclado a partir de botellas de plástico. Otros, en cambio, apuestan por las que están hechas con materiales como algodón orgánico, corcho o sin sustancias tóxicas.

Lápices convertidos en plantas

La idea de reconvertir lápices en plantas surgió de varios estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Boston. Su principal objetivo era mostrar de una forma sencilla en qué consistía la sostenibilidad y en vez de tirar un lápiz a la basura, lograron darle una segunda vida, introduciendo en el extremo opuesto a la punta una cápsula de celulosa con semillas que se disuelve en cuanto entra en contacto con la tierra y el agua. Plantando el lápiz con su extremo hacia abajo, entre una y tres semanas acaban brotando las semillas.