El futuro ya está aquí

Jon Mujika |

Fue, durante no pocos años, una tendencia prometedora, una promesa de mejora, un echar un vistazo en la bola de cristal por ver qué mañana se acercaba. Fue un abracadabra, la palabra mágica que estaba cargada de promesas. Fue, digo, porque hoy ya es realidad. Cuando en 1703 (sí, a comienzos del siglo XVIII, aunque suene prehistórico...) Gottfried Wilhelm von Leibniz concibiese el concepto "digitalización", en su publicación Explication de l'Arithmétique Binaire su desarrollo era inimaginable. Hoy la transformación digital es algo tangible, está al alcance de la mano. ¿Puede hoy definirse como la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa para cambiar su forma de funcionar? Puede. Pero es algo más.

No se trata simplemente de la compra de ordenadores más potentes, del almacenaje de datos en la nube o de la instalación de un ERP. La transformación digital implica un cambio en la mentalidad. Hace falta, eso sí, un laboratorio donde se pueda crear ese nuevo universo que ya está en órbita. Un lugar desde el que se guíe y oriente, desde el que lanzar un poderoso mensaje hacia el espacio exterior de los negocios. "La transformación digital tiene como eje principal la digitalización de la propuesta de valor de la empresa, rediseñando procesos y sobre todo modelos de negocio. Se trata de una transformación que requiere sobre todo de la evolución de la cultura de organizaciones y de personas", confirma Joseba Laka, voz de Tecnalia para la transformación digital.

Una supernova habitable

Se navega ya hacia la supernova sobre la que se construya una nueva vida. Habitable. Allí aparecen la inteligencia artificial (su capacidad de expansión es enorme a través de Machine learning / Deep learning, algoritmia avanzada, optimización inteligente, tanto en modelos de cómputo clásicos como en sistemas cuánticos; criptografía y blockchain para preservar la seguridad y soberanía del dato; la ciencia de la explicabilidad; el modelado y la ciencia de datos o modelos descriptivos, predictivos y prescriptivos aplicados), una robótica flexible y sistemas cognitivos; sistemas vanguardistas de interacción y el concepto del trabajador 4.0; ciclo de vida de sistemas y DeVops; ciberseguridad y confianza y el internet de las cosas; la sensórica, la visión artificial y el mantenimiento inteligente. Esas son las regiones que nutrirán de vida a las empresas . Soluciones innovadoras.

Coordenadas para un nuevo mundo (y mejor)

Más allá de la teoría, se demuestra con ejemplos prácticos que ese es el camino, que ahí están las coordenadas que te lleven a un nuevo mundo. CAF trabaja en un tren digital para el que se ha desarrollado una plataforma Big Data. Se trata del desarrollo y mantenimiento de una plataforma analítica que permite tareas como la recopilación, almacenamiento, procesado y análisis de grandes volúmenes de datos asociados a trenes conectados que ayudan a la toma de decisiones en tiempo real y permiten avanzar hacia el mantenimiento predictivo. Veamos otro caso. Sener se apoya en el proyecto TESOL 4.0, también diseñado por Tecnalia. Hay una realidad tangible. Los técnicos que se encuentran in situ operando la planta son los que mejor conocen la infraestructura, su historia, sus condicionantes. Trabajan siguiendo los procedimientos internos de calidad establecidos. Sin embargo, les es difícil inferir conocimiento fuera de su planta, lo que les impide diseñar nuevas estrategias o adaptar los procesos de operación al diseño de nuevos productos o materias primas. TESOL 4.0 está diseñado e ideado como un sistema de corrección y ajuste. Este hecho favorece la mejora en la toma de las mejores decisiones de operación. Problema resuelto y beneficio al canto. .

El valor de los socios de negocio

El miedo al cambio frena la transformación digital. Pero evolucionar como empresa en el mundo actual implica una mentalidad abierta a la renovación. La transformación digital no tiene por qué ser un proceso caótico ni traumático. Existen ejemplos que demuestran la ganancia a través de la transformación. Es el valor de los socios de negocio.

¿Cabe la transformación tecnológica en otros campos menos mecanizados? Sí. Norbolsa, por ejemplo, propone la mejora de la emisión, adjudicación y colocación de pagarés. ¿Cómo se procede para alcanzar ese progreso mediante la transformación digital? La idea fue automatizar la actividad de emisión, adjudicación y colocación de pagarés mediante el uso de tecnología Blockchain, minimizando el tiempo necesario para completar la colocación y añadiendo transparencia al proceso frente a futuras auditorías.

El cuaderno de ejercicios

¿Cuál es el problema que se plantea en el siguiente cuaderno de ejercicios? La dificultad común que tienen es que reflejan todo lo que tienen alrededor y solo en determinadas posiciones afloran los defectos. Para solucionar este problema Tecnalia junto con la empresa Maser Automatismos ha desarrollado un sistema que consta de un cabezal patentado de visión artificial que obtiene las imágenes de cada pieza y un sistema de procesamiento basado en técnicas de aprendizaje profundo (deep learning) que permite detectar los defectos presentes en la pieza.  He aquí uno más de los ejercicios del cuaderno.

Pero hace falta echar una mirada panorámica por encima de los ejemplos mostrados para admirar el paisaje en su plenitud. La transformación digital busca cumplir objetivos que abarcan mucho más que la modernización y el uso de la tecnología. Su papel en las empresas es fundamental para mejorar la experiencia, tanto interna como externa, reducir costos, aumentar la visibilidad de la marca, entre muchos otros factores.

Para implementarla de manera eficiente, la cultura digital debe estar presente en toda la estructura del negocio y hacerla parte de todas las decisiones estratégicas. Es la llave para entrar en una nueva forma de vida.