64 acciones marcan la agenda municipal de Bergara para este año

Reurbanizar Zubieta y estabilizar Arrizuriaga, entre los compromisos adquiridos por el Gobierno

24.03.2021 | 00:25
Ekaitz Aranberri, Ainhoa Lete, el alcalde y Nagore Iñurrategi.

bergara– La reurbanización de la calle Zubieta-Mahasterreka, la creación de huertas comunitarias, la apertura de un centro de día para personas mayores con un nivel de dependencia bajo o moderado, y la ejecución de los trabajos para estabilizar el edificio del palacio de Arrizuriaga son cuatro de las 64 acciones que el Gobierno municipal de Bergara se compromete a poner en marcha (o darles continuidad) este año. Esta batería de actuaciones se enmarca dentro del plan Bergara izan, bizi, ekin; la hoja de ruta para esta legislatura que recoge 18 objetivos y casi un centenar de medidas y proyectos.

Con el alcalde Gorka Artola a la cabeza, el equipo de Gobierno desgranó el lunes las actuaciones que guiarán la gestión municipal este año, y que según insistieron, tendrán como "prioridad garantizar las necesidades básicas de todos los bergareses y bergaresas".

Así, con el propósito de construir un municipio "agradable y sostenible" se plantean intervenciones como la reurbanización de Zubieta-Mahasterreka, para la que los presupuestos de 2021 reservan 550.000 euros con la intención de iniciar "las obras de la primera fase, de un total de tres, a finales de este año". Empezar esta mejora urbanística en el tramo entre el alto de Mugerza y el puente, o en la calle Mahasterreka son algunas decisiones que habrá que tomar antes de dar inicio a estos trabajos. La intención del Gobierno municipal es reunirse con los vecinos de la calle. "El proyecto redactado hace unos años viene bastante cerrado, sin embargo, hay algunas cuestiones que hay que concretar. Las posibilidades son limitadas pero queremos compartirlas con los vecinos", destacó la portavoz del Gobierno municipal, Nagore Iñurrategi.

centro de día El acondicionamiento de un centro de día para personas mayores con un nivel de dependencia bajo es otro de los proyectos incluidos en la agenda municipal. El nuevo servicio se ubicará en el local del edificio de San Joxepe que ha quedado libre tras el traslado a la calle Ernai del nuevo centro de día. En estos momentos, tal y como explicó la edil Ainhoa Lete, se están estudiando diferentes fórmulas para el funcionamiento de este recurso que se espera "poner en marcha este año".

En el apartado de "municipio agradable y sostenible" se adecuarán también aparcamientos para bicis. La primera de estas infraestructuras cubiertas se ha habilitado en la trasera del polideportivo de Labegaraieta, y una segunda se ubicará en la calle Osteta, entre la plaza Munibe e Ikerleku.

Otro de los compromisos adoptados por el Gobierno bergarés, en este caso en el plano cultural, permitirá abordar las obras para estabilizar el palacio de Arrizuriaga (presenta importantes deterioros estructurales en el tejado y la fachada). El proyecto, según detalló el primer edil, está "a punto de encargarse", aunque el Consistorio cuenta ya con una idea del coste de esta actuación, estimada en unos 300.000 euros de acuerdo a la memoria técnica solicitada. Los trabajos para consolidar el palacete se prevén "comenzar y finalizar" este año. Además, se dará inicio a la redacción del proyecto cultural para Arrizuriaga, que definirá el tipo de equipamiento en el marco de un proceso participativo con los agentes locales.

huertas, Emakumeen etxea... En otro orden de cosas, dentro del objetivo que combina el primer sector y la sostenibilidad, este año se acometerá el proyecto de huertas comunitarias. Dos son las alternativas que están sobre la mesa para su ubicación: la ladera de Bolu y el terreno situado encima del hogar del jubilado San Joxepe. "Después de Semana Santa se abrirá un proceso participativo para decidir cuáles deben ser los objetivos de estas parcelas. Si son las propias huertas, el estudio llevado a cabo apunta que el lugar adecuado es la zona de San Joxepe, pero eso no quiere decir que vaya a ser este el emplazamiento. El proceso participativo dirá para qué queremos las huertas", precisó el alcalde. La idea es abrir "en septiembre" el plazo de inscripciones.

Bajo el paraguas de Bergara izan, bizi, ekin se incluyen otros objetivos y proyectos como la realización por parte de Aranzadi de un estudio sobre la guerra y la posguerra en el municipio, así como un diagnóstico sobre las viviendas vacías para ponerlas en alquiler, la renovación del skate park de Labegaraieta, el diseño de Emakumeen Etxea, promover iniciativas basadas en el auzolan, o un plan para reducir el consumo de energía.