Debabarrena denuncia un mal uso del contenedor amarillo

La Mancomunidad detecta “una gran cantidad de impropios” que causa problemas en el reciclaje

07.12.2020 | 02:26
Un operario desinfecta una zona de contenedores en Eibar.

Elgoibar – La Mancomunidad de Debabarrena ha mostrado su preocupación tras detectar que "en las últimas semanas ha aparecido en los contenedores amarillos una gran cantidad de residuos que no deben ser depositados en esos recipientes", lo que ha provocado "problemas en el proceso de reciclado".

Ante esa situación, la entidad comarcal ha hecho un llamamiento a la ciudadanía "para que deposite cada tipo de residuo en su correspondiente contenedor", ya que la correcta clasificación de los residuos generados en el ámbito doméstico "es muy importante para conseguir el objetivo de llegar a recoger selectivamente el 70% del total de los residuos para el año 2030".

Por ello, la Mancomunidad recuerda que el contenedor amarillo es para depositar "envases plásticos, metálicos, briks o de madera como botellas de agua y refresco, envases de productos de limpieza o higiene personal, garrafas y bidones, envases de yogurt, bolsas de chuches, botellas de aceite, mallas para fruta, bandejas de plástico de embutidos, frutas, pescados.... pero no para depositar botes de pintura, envases que han contenido aceites de motor, lubricantes o residuos peligrosos, neumáticos, persianas, sillas de plástico y tubos"; residuos que "deben llevarse al Garbigune".

Según explican desde la Mancomunidad, "si depositamos residuos que no debemos en el contenedor amarillo, estos realizarán distintos viajes hasta llegar a un vertedero, cuando en muchos casos se podrían gestionar adecuadamente depositándolos en los cuatro garbigunes o puntos limpios de la comarca".

la recogida mejora A pesar de los problemas que se están detectando en los contenedores amarillos, la Mancomunidad de Debabarrena ha mostrado su satisfacción por la evolución que está teniendo la recogida selectiva en la comarca. De hecho, el pasado mes de octubre se recogieron selectivamente el 55,08% del total de los residuos, lo que supone un incremente de prácticamente dos puntos porcentuales respecto al 53,16% que se registró en octubre del pasado año.

Entre enero y septiembre de 2020 se han recogido 186 toneladas menos de residuos y 259 toneladas menos de rechazo que en el mismo periodo de 2019, por lo que, según la Mancomunidad, "vamos en buena dirección".